Utilizando el telescopio espacial Hubble, uno de los más importantes instrumentos tecnológicos de la astronomía actual, científicos del Space Telescope Institute  han logrado captar la galaxia más lejana de la que se tenga noticia, la cual es denominada GN-z11. Se trata de un objeto espacial que ya existía apenas 400 millones de años después de que aconteciera el Bing Bang, el origen mismo del cosmos. Se anticipa que este descubrimiento proporcione a los investigadores, valiosa información acerca del surgimiento del universo.  

Galaxia surgida en el crisol de los tiempos

Si bien la luminosidad que emite la galaxia GN-z11 es bastante tenue, los astrónomos responsables del descubrimiento, encabezados por Gabriel Brammer del Space Telescope Institute, afirman que el brillo de este objeto espacial es formidable, considerando que se ubica a 13,400 millones de años luz de nuestro planeta. Los análisis de la galaxia GN-z11 revelan que otras galaxias que fueron captadas por el Hubble en investigaciones previas, también se ubican a extraordinarias distancias. De manera que, la ciencia actual está siendo capaz de estudiar objetos espaciales surgidos en las etapas primitivas del cosmos.

Calculando astronómicas distancias con la luz

Anteriormente los científicos habían estimado la distancia a la que se encuentra la galaxia GN-z11 de la Tierra, analizando el color registrado por las fotografías conseguidas con el Hubble y el telescopio Spitzer, de la agencia espacial estadounidense. Sin embargo, por primera ocasión se ha logrado, gracias a los trabajos de Brammer y sus colaboradores, medir con alta precisión la distancia de una galaxia tan lejana como la GN-z11, por medio de la espectroscopia, técnica capaz de diseccionar la luz a través de la descomposición de los colores que la integran.

Un enorme logro astronómico

Brammer y su equipo, tras sus análisis con el Hubble, se percataron que GN-z11 se encontraba aún más distante de lo que se creía en primera instancia. Se localiza en los límites tecnológicos de captación astronómica, es decir, en los bordes mismos del alcance humano para estudiar el cosmos. Las conclusiones de Brammer y sus colegas fueron publicadas en un artículo de la revista científica Astrophysical Journal.

De acuerdo a lo que comenta la #NASA, por medio de un mensaje a los medios, este descubrimiento ubica a la galaxia GN-z11 en una lejanía que hasta la fecha solo se anticipaba que podría estudiar el telescopio espacial- aún en construcción- James Webb, el cual será lanzado en el año 2018. #Tecnología #Investigación Científica