Existen muchas personas que pasan la mayor parte del día pegados a la computadora, celular, tablet o videojuegos.

Algunos de ellos lo hacen por necesidades laborales y otros tantos lo utilizan como distracción o simplemente para pasar el rato.

Hoy ya se ha comprobado que cualquiera que sea la causa para su utilización, el exceso en su uso por largos períodos de tiempo, provoca daños físicos que a simple vista pueden parecer comunes o simples, sin embargo ya son patrones perfectamente identificables.

Estas lesiones ya cuentan con un nombre científico y son motivo de alarma ya que representan un trauma físico.

Entre estas molestias se encuentran el dolor de cuello debido a los largos períodos en que las personas están con la cabeza inclinada para estar observando el celular o el uso de los videojuegos en una tablet, a esta lesión se le conoce como nintendoneck.

El uso excesivo del Whatsapp, está provocando lesiones de dolor en las áreas laterales de las muñecas y se les describe como Whatsappitis.

Para aquellos que gozan de usar los videojuegos como el Wii, que les hacen saltar y brincar sin una rutina, están propensos a padecer de Wiiting, que se le denomina a lesiones varias por esta actividad.

Un caso extremo es el llamado Nintendo Pants Wetting, que aunque pudiera parecer broma de mal gusto, es el resultado de orinarse en los pantalones con tal de seguir jugando el videojuego.

Algunas otras manifestaciones de posibles lesiones físicas se presentan como por ejemplo la torpeza de los dedos para poder tener la facultad de retener objetos con ellos, así como la pérdida de coordinación y en los movimientos finos que se realizan.

El clásico hormigueo o sensación de entumecimiento en la palma de la mano y en los dedos de las manos, así como dolor en las muñecas de una o ambas manos.

Dolor de codo por una posición constante de doblez del brazo, son tan solo algunas de las manifestaciones que se presentan y atrofian el musculo por debajo del pulgar, perdiendo movilidad y agarre.

A este padecimiento se reconoce como el Síndrome Túnel Carpiano.

Estos síntomas físicos se juntan con algunas manifestaciones de afectación a nivel mental al generar adicción entre las personas.

Existen hombres y mujeres que presentan una tecno-adicción, al estar en lugares donde no hay señal adecuada de #Internet o simplemente olvidan el celular, presentan el Síndrome de Abstinencia.

Lo más lamentable es que quienes padecen de estos síntomas o adicción de tipo compulsivo-obsesivo, no lo reconocen al igual que los alcohólicos o drogadictos.

Este exceso de adicción provoca también falta de comunicación con la pareja y los hijos, quienes ven como estos adictos pasan las horas “pegados” a su celular o tablet.

Es increíble ver como al terminar su trabajo, se pasan de su computadora, a su celular y en la casa continúan revisando sus #Redes Sociales o inician o continúan sus juegos.

Estos males se incrementan al utilizar el celular al momento de manejar un vehículo, lo cual además de ser una falta de transito es una poderosa arma para generar un accidente de consecuencias fatales en la mayoría de los casos.

De continuar esta tendencia, no será extraño ver en un lapso corto de tiempo que dicha adicción se convierta en un problema de salud pública.

Esta adicción que se está generalizando aún desde los niños y hasta en las personas mayores, provoca pleitos y discusiones que aparentemente son sin importancia pero que con el paso de los días provoca un gran hueco en la comunicación y buenas relaciones familiares. #Viral