La compañía estadounidense de biotecnología Bioquark, obtuvo un permiso para realizar investigaciones  a pacientes diagnosticados con muerte cerebral.  La investigación se va a realizar con 20 pacientes que están clínicamente muertos y se encuentran todavía conectados en los hospitales. La intención de este proceso de investigación es lograr la regeneración de células cerebrales, obteniendo así la reanimación del paciente.  

Los científicos que van a trabajar en este proyecto utilizarán una variedad de terapias para poder lograr su objetivo. Según lo informado por los científicos, se utilizará una inyección de células madres al cerebro, estimulación a la medula espinal, introducción al péptido biótico, utilización de láser y algunas técnicas que han logrado sacar a algunos pacientes en comas. Esto se realizará durante algunos meses, los pacientes serán monitorizados y se hará un estudio detallado minuciosamente de su cerebro para conocer si el paciente ha presentado algún signo de regeneración.

La muerte cerebral es la terminación total de las funciones neurológicas, siendo así un estado irreversible y es representada como una definición médica y legal de muerte.  La muerte cerebral se presenta cuando el oxígeno y el flujo sanguíneo no se encuentran en el cerebro y por consiguiente el cerebro deja de funcionar en su totalidad. Así que, si logran realizar que las funciones cerebrales tengan actividad, habrán conseguido que el concepto de la muerte no sea un estado tan irreversible. De tener éxito esta investigación, podría convertirse en un gran paso en busca de nuevas terapias para pacientes en coma o para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas. Si los científicos logran regenerar las células del cerebro, la humanidad obtendrán una nueva filosofía de vida, pero también tendrán una nueva filosofía de  muerte.

La muerte puede resultar un tema muy complejo, pero más complejo puede resultar el tema de la resucitación. La muerte puede tornarse como un concepto que represente dolor o un concepto que represente consuelo, pero esto siempre va a depender de las creencias de cada persona. Si el proyecto logra el objetivo, el concepto de la muerte y la vida revolucionará, construyendo muchas respuestas, pero a la vez muchas preguntas. Puede surgir la interrogante de conocer si esta investigación es una forma de desafiar la muerte o una forma de respetar la vida. Al igual, puede surgir la duda si esto realmente será un avance de la ciencia o será una negación al concepto de la muerte.

Lo cierto es que resucitar o revivir a una persona puede dejar de ser una fantasía para convertirse en algo que puede hacerse realidad. La ciencia está descubriendo un significado diferente a la muerte y el deseo de ser inmortal puede ser algo que no esté muy lejano.

 

#Educación #ADN #Investigación Científica