Año tras año, el 21 de marzo, se celebra en #México como en el hemisferio norte, la llegada de la #Primavera, estación que se refleja con el importante aumento de temperatura, de luz y alargamiento de los días. Sin embargo, como se sabe desde hace algunos años, nos enfrentamos al constante cambio climático que amenaza con un mayor aumento de la temperatura esperada en la superficie.

El #Clima, como resultado de una compleja interacción entre varios elementos y factores, presenta la curiosa característica de que una pequeña modificación, altera todo el sistema. Así pues, como puede observarse en estos días y pese a que nos encontramos en temporada invernal, es un hecho que la temperatura de la superficie terrestre ha presentado un aumento sustancial a comparación de los años anteriores dentro de las mismas fechas.

Anuncios
Anuncios

Lo que podría hacernos cuestionar sobre el futuro climático en los próximos meses con la entrada de la primavera, ya que el aumento desmedido perjudicaría a la población de manera atroz.

Aunque cabe aclarar que se espera que este fenómeno afecte principalmente a los estados del centro de México como son Puebla, Hidalgo, Estado de México y Ciudad de México durante los finales del mes en curso, debido principalmente a la contaminación y a las masas de aire frío arrastradas desde el norte del continente que tienen un menor impacto en la temperatura de la zona centro de México. Se esperan momentos complicados para el resto del país durante la estación próxima, ya que, aunado a esto, se presenta el fenómeno natural de El niño-Oscilación del Sur (un débil calentamiento en la temperatura superficial del mar a lo largo del Pacífico Central) que diversos modelos de predicción climática indican condiciones de ENOS Neutral hasta los meses de verano del 2017, aunque el pronóstico de algunos modelos dinámicos, anticipan un cambio a El Niño tan pronto como la primavera (marzo-mayo de 2017) del Hemisferio Norte.

Anuncios

Si bien aún nos referimos a especulaciones sobre el futuro climático en los próximos meses, las huellas ya indican una muy posible calurosa primavera.