El cambio climático es una realidad que nos afecta día a día, a pesar de la creciente negativa de grandes gobiernos -como el de Estados Unidos- de tomar cartas en el asunto y comenzar a implementar cambios que afecten de manera positiva el efecto que el ser humano y la industrialización sigue teniendo en la tierra y en la producción de recursos naturales.

Anuncios

Ante esta realidad, en la que próximas generaciones deberán enfrentarse a escasez de recursos básicos como el agua, así como hambrunas, la #NASA, la agencia espacial de los Estados Unidos, ha presentado un plan que, aunque parezca sacado de un libro de ciencia-ficción, es viable: el planeta #marte podría ser habitable si se crea un campo magnético protector.

Anuncios

Esta propuesta fue presentada en el taller Visiones para la #Ciencia Planetaria 2050.

Pero, ¿qué es un campo magnético protector? Se trataría de un escudo -como la capa de Ozono- para evitar el impacto de la radiación y los vientos solares. Según investigadores de la División de Ciencia Planetaria de la NASA, desde la Tierra se podría generar artificialmente un campo de este tipo, con lo que las posibilidades de habitar el planeta Marte, cada vez se hacen más factibles.

Marte, ¿un planeta habitable?

Hace 4.200 millones de años, el planeta rojo tenía este campo magnético que los científicos esperan reproducir nuevamente. Así que la propuesta de la NASA se trata de recuperar el Marte del pasado, el de hace millones de años, en el que era posible la vida y donde existía atmósfera.

El Dr. Green, uno de los científicos involucrados en el plan de volver a Marte un planeta habitable, propone colocar un dipolo (un elemento que produce un campo magnético de dos polos opuestos) a modo de satélite en la órbita de Marte y que así pueda protegerlo..

Anuncios

Al colocar el campo magnético se lograrían varias cosas: desviar los vientos solares, incrementar el grosor de la atmósfera y aumentar la temperatura del planeta en unos 4 grados. Asimismo, el aumento de la temperatura podría derretir el dióxido de carbono, cuya presencia es muy alta en el polo norte de Marte.

"Una atmósfera marciana con mayor temperatura y presión permitiría suficiente agua líquida en la superficie como para mejorar la exploración humana durante la década de 2040", asegura Green."(...) Las nuevas condiciones en Marte permitirían a investigadores y exploradores estudiar el planeta en mucho más detalle (...) Y si se logra esto … la colonización de Marte no estará muy lejana".

Un argentino en Marte

La primera misión a Marte está planeada para el año 2030 y, a diferencia de las expediciones a la Luna que duran solo semanas, esta expedición está planificada para durar años (por la distancia que separa a la Tierra del planeta rojo: exactamente 80 millones de kilómetros), así que es necesario construir una vivienda capaz de soportar las condiciones extremas del planeta..

Anuncios

Es aquí donde entra el argentino Pablo León, que trabaja como ingeniero espacial en Estados Unidos desde hace 20 años, y que en el año 2015 ganó un concurso organizado por la Nasa para crear un prototipo de hábitat para los astronautas que vayan a Marte.

La "casa marciana" de León tendrá cuatro camarotes de 12 metros de largo, independientes para privacidad, cocina, mesa de comedor, baño con ducha, área científica, área de recreación y hasta un invernadero.