Hace casi un año, varios científicos notaron que el nivel de agua del río Slims en la Columbia Británica se encontraba extremadamente bajo. Al investigar, hallaron que un segundo río más poderoso, el Kaskawulsh, le había "robado" el agua al río Slims, tres días después este había desaparecido por completo.

Resulta que durante siglos, el agua de deshielo del glaciar Kaskawulsh había alimentado a ambos ríos, pero en los últimos 100 años, el glaciar se ha retirado como consecuencia del #Cambio climático.

Al respecto, John Clague de la Universidad Simon Fraser en Columbia Británica, señaló que, "la mayoría de las personas piensan que el cambio climático es gradual y que sus consecuencias son también graduales, pero una de las cosas que pudimos observar aquí es que de repente se pueden producir algunos cambios bastante dramáticos. Y estos cambios imprevistos y repentinos son mucho más difíciles de tratar que los que se desarrollan paulatinamente".

Anuncios
Anuncios

De igual forma, el científico advirtió que es demasiado pronto para saber cuáles serán las consecuencias a largo plazo de lo que está sucediendo. Lo alarmante es que un cambio que normalmente tarda milenios en suceder, sólo tomó algunos días.

Por otro lado, es importante resaltar que el derretimiento de los glaciares no es el único fenómeno que cambia el cauce de los ríos. Lo acontecido puede ser también consecuencia de un rápido declive en el hielo del río que permanentemente cambia el flujo de agua del Ártico.

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte y la Universidad Estatal de Michigan hallaron que la formación de hielo en el río, o el hielo que se forma a partir de aguas subterráneas, está disminuyendo rápidamente.

Tamlin Pavelsky, profesor de ciencias geológicas en la Universidad de Carolina del Norte Chapel Hill, explicó que, "A medida que las temperaturas aumentan, hay más deshielo del permafrost, más conectividad entre el agua subterránea y los canales del río y, por lo tanto, más flujo durante el invierno.

Anuncios

Esto podría ser lo que está inhibiendo la formación de estos elementos de hielo y deteniéndolos de la congelación, pero aún no hay evidencia de esto".

Sin embargo, una cosa es cierta: las copas de río que se encogen ya están afectando la #Ecología de los ríos del Ártico y la vida silvestre que de ellos depende.

Asimismo, a los científicos les preocupa la desaparición de este río debido a que se trata de una importante fuente de agua dulce para la vida silvestre, pero a medida que los glaciares se derriten, son cada vez más los ríos que se secan repentinamente. Hasta el día de hoy, gran parte del Ártico corre el riesgo de no contar con una fuente de agua dulce. #medio ambiente