De acuerdo a una investigación publicada por la revista Science Advances, científicos lograron diseñar una indumentaria para realizar entrenamientos con la especial funcionalidad de tener "autoventilación".

Los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (#MIT) crearon el traje colocando unas solapas que, de acuerdo a la actividad corporal del usuario, se abren o se cierran, semejando la dinámica de unas "aletas".

Dichas aletas, revestidas de células microbianas vivas, pueden detectar los cambios de atletas y cuando éste suda se abren, por el contrario, si el cuerpo del deportista se enfría, se cierran para mantener el calor.

Anuncios
Anuncios

La innovadora vestimenta fue probada por voluntarios, que se dedicaron a ejercitarse en cintas de correr y en bicicletas, mientras los científicos chequeaban la humedad y la temperatura a través de sensores colocados en diferentes sitios del cuerpo de los deportistas.

Al relacionar los resultados de las mediciones, los investigadores del MIT lograron concluir que efectivamente las solapas o aletas lograban eliminar el sudor presente en la piel al ejercitarse, por ende, lograron bajar la temperatura corporal del deportista.

Las solapas, que tienen variadas tallas, desde diminutas, hasta del tamaño de los dedos de la mano, están revestidas con células microbianas que son las que realmente realizan el trabajo.

Estas peculiares células son capaces de contraerse o expandirse, como respuesta a los cambios en la humedad, lo que las lleva a activar el mecanismo que permite que las solapas se abran o cierren, de acuerdo a la temperatura corporal del atleta.

Anuncios

Otra de las innovaciones presentadas por los investigadores del MIT, en la publicación de Science Advances, se trata de una zapatilla para correr. Esta prenda tiene la particularidad de estar revestida internamente con una capa similar de aletas con células microbianas parecidas a las de la ropa.

En este caso, la aletas permiten que la zapatilla logre ventilarse automáticamente y elimina la humedad, frecuentemente presente en este tipo de calzado cerrado y usado para ejercitarse.

Innovación e Ingeniería genética

Para la autora principal del proyecto, la doctora Wen Wang, es posible utilizar herramientas de la ingeniería genética para combinar nuestras células con "otras funcionalidades".

Incluso Wang va más allá, cuando pone el ejemplo de la fluorescencia, necesaria en la indumentaria cuando se trata de corredores nocturnos. O incluso, aunque parezca parte del terreno de la ciencia ficción, la investigadora asomó que quizás sea posible que nuestra camiseta desprenda un "olor perfumado", luego de ir al gimnasio.

Anuncios

Sin embargo, por ahora los investigadores están buscando la colaboración de empresas especializadas en ropa deportiva [VIDEO], para llevar la innovadora creación a los atletas.

Células microbianas

Los científicos han demostrado que las células sensibles a la humedad, tales como las que han logrado colocar en la indumentaria diseñada, no necesitan mayores elementos para responder a los cambios en la humedad.

Otro punto a favor de las células bacterianas en este caso, es que con las herramientas existentes pueden conseguirse con gran velocidad y a gran escala, además de ser seguras a la hora de entrar en contacto con la piel de las personas.

¿Quién es Wen Wang?

La científica del MIT es Bioingeniera y Diseñadora. Su principal campo de investigación se ha basado en la "bio-fabricación", que implica un amplio y especializado conocimiento entre la biotecnología, y la innovación en cuanto a materiales se refiere y el diseño.

La investigación de Wang apunta a que los avances de la #Tecnología sean de fácil acceso para la población en general, con productos cada vez más especializados y asequibles.

Otro de los campos en los que ha trabajado Wang es en la fabricación de combustibles alternativos, que resulten sosteniblesm y que puedan realizarse a partir de residuos. #Deportes