La ciudad de México está viviendo el #Cambio climático de manera dramática; desde hace casi dos semanas la temperatura en la capital de la República Mexicana ha sobrepasado los 30 grados centígrados, algo que la mayoría de sus habitantes no habían sentido nunca. De hecho sólo la gente mayor de 30 años recuerda la última ola de calor a este nivel, sucedida hace tres décadas, pero también recuerda que entonces no duró tanto tiempo.

El problema se complica por las tardes y noches, cuando las temperaturas han descendido hasta los 12 grados centígrados, es decir han bajado más de 15 grados en pocas horas, cuando lo normal es que la temperatura descienda uno o dos grados por hora.

Anuncios
Anuncios

También se han presentado torrenciales lluvias, de hecho algunas con categoría de trombas, en diferentes partes de la ciudad, mientras que en otras no ha caído una sola gota. Estas drásticas alteraciones en el clima y en la temperatura, han provocado un disparo de la contaminación, más que nada por altos niveles de ozono en el aire, elemento que, como es sabido, necesita de una alta radiación solar y el calor que esta produce para proliferar.

Esto ocasionó que la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) declarara la fase uno del plan de contingencias ambientales de la zona metropolitana del Valle de México por siete días continuos, algo que en los 20 años que van de registro atmosférico de la ciudad no había ocurrido nunca.

La contingencia fue suspendida el domingo 21 de mayo - luego de que fuera declarada el pasado lunes 15 a las 4 de la tarde - pero este lunes 22 fue vuelta a declarar, y el pronóstico basado en el modelo de calidad el aire por parte de la Gestión de la Calidad del Aire del gobierno de la Ciudad, indica que este martes 23 y el próximo miércoles al menos, las condiciones atmosféricas no variarán en mayor medida.

Anuncios

Al declararse la contingencia ambiental se toman medidas como limitar la circulación de vehículos, sobretodo los más viejos y contaminantes, limitar la actividad industrial y las obras públicas, así como restringir las actividades al aire libre, entre otras acciones.

En esta ocasión la medida no ha tenido mayor efecto, pues las gráficas de la evolución de esta contingencia durante la semana indican que ésta no sólo no bajo, sino que subió lunes, martes y miércoles, se estancó jueves y viernes y luego se disparó el sábado, para terminar cediendo levemente el domingo. Es decir, las lluvias aisladas tampoco ayudaron a que se dispersara el ozono y a falta de viento y con un sol quemante, el problema persiste y se acaban las opciones para solucionar este episodio.

Aunque se estima que las enfermedades respiratorias en la #CDMX, sobretodo entre niños y adultos mayores, aumentaron casi un 10 por ciento con respecto al año pasado, aún no se tienen informes sobre el efecto de esta larga contingencia en la salud de los capitalinos.

Anuncios

El cambio climático se hace sentir en todo el mundo

Mientras que los efectos del cambio climático se hacen sentir en todo el planeta, con más desastres naturales cada año, como lluvias torrenciales que derivan en severas inundaciones, para nada comunes en ciudades como París, Beijing, en países como Brasil, India, etc, temporadas de tornados, huracanes, tifones mas largas o mas fuertes, enormes tormentas eléctricas, por citar algunos efectos, es en el océano Ártico donde se sienten más los cambios provocados por el exceso de carbón en el aire del planeta, con su efecto de invernadero.

Es en este océano donde se ha detectado un aumento de hasta 20 grados en algunas zonas por encima de su media histórica, según se reporto a finales del año pasado; en marzo, las mediciones de los científicos revelaron que el hielo en el lugar estaba en su nivel mas bajo históricamente.

Esto quiere decir que las tibias medidas que han tomado los principales gobiernos del mundo no son suficientes y según muchos científicos, tal vez ni la reducción de emisiones de gases de invernadero a cero lograría parar el cambio climático ahora. Algunos científicos piensan en planes mas audaces, como crear o rociar nubes para que reflejen mas la luz solar sin que caliente al planeta, la llamada geoingeniería.

Lo poco bueno del caso es que para el 2050 habrá nuevas rutas marítimas en el ártico y el hielo que se está encontrando revelará datos interesantes, como el clima y la composición del aire del planeta hace miles de años. #Contaminación