Monterrey, N.L. México se encuentra de forma recurrente en los últimos sitios de las listas, que cada año dan cuenta del porcentaje de su PIB que los países destinan a la ciencia. Lejos de crecer, ese porcentaje, que no llega a medio punto, ha seguido menguando proporcionalmente los últimos años. Como consecuencia, la investigación científica, la extensión de patentes, la innovación y el número de científicos en el país, es de los más pobres a nivel global.

Inconformes con esta falta de atención, a un aspecto tan relevante de la vida académica y nacional, decenas de jóvenes se congregaron en la plaza de Colegio Civil en el centro de Monterrey la tarde del viernes para manifestarse en contra de los recortes al presupuesto asignado para #becas y proyectos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Anuncios
Anuncios

El recorte, según informaron en la convocatoria, representa poco más del 23% del presupuesto para este año. También expresaron su rechazo al amiguismo y la corrupción que impera en las instituciones, dentro de los procesos para el otorgamiento de becas.

En su mayoría estudiantes, tomaron la explanada de la plaza con pancartas alusivas y un mensaje reivindicativo del papel de la ciencia para superar el atraso y los problemas sociales que afronta el país. La ciencia, defendieron, representa progreso y sin ella, “no hay futuro”.

Con consignas como “Seno, coseno y tangente, más ciencia para la gente”, “Educación primero al hijo del obrero” y “Más ciencia, menos violencia”, marcharon hacia el Congreso del Estado para exigir, como han hecho sendas marchas por la ciencia en el país, que se destine al menos el 1% de PIB a este rubro.

Anuncios

Una vez ahí, los asistentes recogieron firmas para respaldar sus peticiones y entregarlas luego al congreso local, y finalmente celebraron una asamblea en la que compartieron experiencias sobre el otorgamiento de apoyos y las oportunidades en el área científica.

Lamentaron la ignorancia y el desdén de la clase política por el tema, exhibieron ejemplos locales y nacionales de corrupción, comentaron sobre el retraso comparativo en temas de investigación e innovación y exploraron formas organizativas, para continuar insistiendo en los reclamos por más opciones y oportunidades en el área. En la convocatoria difundida en Facebook expresaron su intención de que el incipiente movimiento “no se quede sólo en la marcha” y logre incidir sobre las políticas públicas al respecto. #conacyt