Es bien sabido que la #mente es muy poderosa y que actúa de maneras que no podemos entender a la perfección. Seguramente has experimentado que al trasladarte a algún sitio, el regreso suele ser más corto que la ida; pues te tenemos una noticia: ¡no es tu imaginación!

Muchas personas lo han experimentado y esta sensación se debe a una percepción llamada "efecto viaje de vuelta", generada por tu cerebro. La distancia y los kilómetros pueden ser exactamente los mismos tanto de ida como de regreso, pero alrededor de un 25% de las personas aseguran que el segundo trayecto es más corto. A través del tiempo, la ciencia ha indagado sobre las posibles explicaciones de esta impresión y se descubrió que existen diferentes teorías científicas que explican este suceso.

Anuncios
Anuncios

Teoría 1:

Hace énfasis en el optimismo que tienen las personas con respecto a un viaje; la euforia por llegar hace que el recorrido parezca más largo de lo esperado, y cuando se trata del regreso, ocurre lo opuesto: la nostalgia se hace presente y se busca la manera de aprovechar el tiempo restante al máximo. Es por esta razón que el retorno parece más corto. (Vía LA Times)

Teoría 2:

Según investigadores, este efecto se relaciona con la manera en que cada individuo experimenta o calcula el tiempo según va transcurriendo y a la forma en que reviven el viaje una vez terminado. En resumen, es una comparación de los recuerdos del viaje de ida con el viaje de regreso. (Vía LA Times)

Niels van de Ven

El profesor de la Universidad de Tilburg, Niels van de Ven, fue uno de los primeros en especular y formular teorías sobre el "efecto viaje de vuelta".

Anuncios

En el año 2011, una posible explicación fue exhibida y es sumamente parecida a las anteriores. En ésta, él explica que todo se debe a una "violación de expectativas", en la que el sujeto se mentaliza a que el primer viaje será más tardado de lo que debe ser por la ansiedad de llegar en el menor tiempo posible, por lo que automáticamente se prolongan las expectaciones del viaje de regreso.

Otros estudios han revelado que este efecto está mayormente ligado a la relación entre las emociones y las actividades que padecen los pasajeros durante el viaje, que finalmente terminan por influir en la consideración final del tiempo transcurrido.

A pesar de los estudios científicos, cada persona podrá tener su teoría al respecto, ya que son capaces de experimentar esta sensación de diversas maneras.

#Ciencia #perspectiva