Anuncios
Anuncios

Es probable que al hablar de la energía solar todas las referencias remitan a la generación de energía eléctrica a través de esta fuente renovable, sin embargo, conforme ha crecido la industria, también la ha hecho la aplicación en usos prácticos, ahora es más común saber respecto a los avances industriales, automotrices, en el campo, entre muchos otros; por lo que el campo de la salud no podía ser la excepción.

Aprovechando la aparición de la calefacción o bien, del conocido "#frío solar", la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) han puesto sus esfuerzos para llevar la refrigeración solar a las comunidades marginadas de todo el mundo.

Anuncios

Esta tecnología se adaptó para convertirla en centros de almacenamiento de vacunas y bancos de sangre, cuyo alcance se dificultaba en las zonas que carecen de servicio eléctrico, por lo que no era posible brindar de manera eficiente este tipo de servicios.

Recientemente el Ministerio de Salud de Myanmar, con apoyo de la OMS, fue seleccionado para participar en un programa encabezado por fabricantes y expertos en refrigeración solar en Gran Bretaña, con el propósito de llevar tecnología a la nación asiática, así como la capacitación a los técnicos sanitarios para que la utilicen adecuadamente y puedan mantener las temperaturas necesaria para conservación de las vacunas y realizar jornadas de vacunación con una cobertura del 100 por ciento.

Otra región que se ha beneficiado con esta medida, es Nigeria, en donde la falta de caminos, la ubicación de aldeas en lugares aislados y la carencia de servicios básicos resulta en un alto índice de mortalidad, sobretodo en la población infantil, por otro lado también se tiene registro de la instalación de estos dispositivos en las comunidades más remotas de Bolivia, entre otros países que se han sumado a este esfuerzo.

Anuncios

Este tipo de medidas no sólo apoya en ampliar la cobertura de salud en las regiones más alejadas, sino que también permiten reducir considerablemente la huella de carbono que aporta el sector salud en todo el mundo, el cual ya está tomando más medidas para seguir mitigando su huella.

La tecnología

La refrigeración solar funciona a través de la generación de energía eléctrica mediante paneles solares, por medio de un controlador de recarga se regula la energía captada para posteriormente almacenarla en un banco de baterías, que se encargará de suministrar la energía de manera permanente.

En particular, los refrigeradores diseñados para almacenar vacunas tienen integrados sistemas de monitoreo, controladores automáticos, que permiten mantenerlas en la temperatura requerida y evitar la degradación de su potencia o su descomposición. #energia solar #refrigerador solar