No son lo mismo un huracán, un ciclón y un tifón. En las últimas semanas los norteamericanos han tenido que leer e informarse sobre la actualidad meteorológica, ya que se han presentado diferentes perturbaciones que han activado el estado de alerta. En todos esos casos, se trata de fuertes tormentas tropicales, de fenómenos atmosféricos con fuertes vientos y precipitaciones. Sin embargo, técnicamente existen varias diferencias, y dependen especialmente de la intensidad y del lugar en el que se verifican. En primer lugar, los huracanes son tormentas tropicales particularmente fuertes en el norte del Océano atlántico o en el norte-este del Océano pacifico, es decir, en Estados Unidos o en el Caribe.

Anuncios
Anuncios

Los ciclones, en cambio, son tormentas tropicales que se ubican en el sur del Océano Pacifico o en el Océano Indiano. Los tifones son tormentas tropicales en el norte-oeste del Océano Pacifico. Los tornados son otra cosa: se trata de fenómenos más pequeños y más breves, pero igualmente intensos. En todos estos casos se trata de perturbaciones rotatorias, que traen consigo fuertes lluvias y viento. Los huracanes, tifones y ciclones son fenómenos de estaciones y se presentan en especificas épocas del año, aproximadamente de junio a noviembre, según la ubicación. #lluvias #México