Anuncios
Anuncios

Efectivos de la Protección civil, policía y ejército continúan sin parar la búsqueda de sobrevivientes del #Terremoto registrado en el sur de México [VIDEO] el pasado viernes en la madrugada. Según el último balance oficial, 61 personas perdieron la vida y más de 200 resultaron heridas. Este terremoto, de 8,2 grados en la escala de Richter, es el más violento del último siglo. El epicentro fue localizado a 100 kilómetros de la localidad de Tonala, en la costa de Chiapas, de acuerdo a los últimos reportes del Centro geológico de Estados Unidos Usgs.

Los daños en Juchitan

Sin embargo, fue el estado de Oaxaca el más perjudicado.

Anuncios

Allí murieron 46 personas. Sólo 17 en la localidad de Juchitan, en donde muchas víctimas siguen atrapadas en los escombros de edificios derrumbados. Muchos automóviles quedaron sepultados bajo los muros que cayeron durante el sismo. El terremoto cambió la geografía de la zona, con más de 100.000 habitantes, rodeada de montañas y vegetación tropical. A pesar de que han pasado varias horas, soldados y policías siguen en la búsqueda de sobrevivientes.

Las palabras de Enrique Peña Nieto

El presidente de #México, Enrique Peña Nieto, recorrió las zonas afectadas. Viajó en helicóptero en Oaxaca, estuvo en Juchitan y luego se dirigió a Chiapas. Alejandro Murat, gobernador del estado, dijo que este ha sido “el terremoto más fuerte en la historia de México. Pero Oaxaca, estamos aquí, seguimos en pie”.

Anuncios

El gobernador ha prometido que las personas afectadas por el terremoto y quienes han tenido que abandonar sus casas serán asistidas con comida, ropa y productos de primera necesidad. Más de 1.000 soldados mexicanos se dirigieron a la región para colaborar con las autoridades en las operaciones de rescate. Peña Nieto decretó tres días de luto nacional, mientras Papa Francisco durante la misa en Villavicencio, Colombia, pidió que se rece por las víctimas y sus familiares.

Agua y comida: las prioridades

El presidente Peña Nieto ha dicho a través de Twitter que en las últimas horas se han registrado más de réplicas, por lo que la alerta terremoto sigue. Puertos y aeropuertos funcionan regularmente, a pesar de las consecuencias del terremoto y de la alerta por el huracán Irma y la tormenta tropical Katia en el Caribe.

Anuncios

El jefe de Estado indicó que más de 50 millones de mexicanos (de los 120 millones que habitan en el país) sintieron el terremoto.

Mientras tanto, muchas zonas del País han quedado sin energía eléctrica, como consecuencia del sismo. El presidente mexicano ha pedido a las autoridades que se realicen las intervenciones necesarias para que sea reactivado lo antes posible el servicio de agua potable y que sean abiertos canales para hacer llegar los alimentos.

El sistema anti-terremoto de México

México cambió desde el terremoto del año 1985 que provocó la muerte de 10.000 personas. Según el ex ministro del Ambiente, Juan José Guerra, México tiene un “sistema tecnológico de alarma sísmica que se activa automáticamente a penas la tierra comienza a moverse”. “En México – explica Guerra al periódico Repubblica – hay dos áreas críticas importantes que pueden causar grandes terremotos: al norte, debajo de de la faja de San Andrés y de San Francisco; y al sur, justo debajo de Chiapas, donde sucedió el viernes”. El ex ministro declaró que gracias al sistema de alarme sísmico en Ciudad de México, y en otras zonas del país, las sirenas comienzan a sonar y los ciudadanos están prevenidos del terremoto, con uno o dos minutos de anticipación. No es mucho tiempo pero puede ser suficientes para que los ciudadanos se organicen. Quienes viven en un piso bajo pueden dejar sus casas. Los otros pueden tratar de protegerse debajo de los muros principales, alejándose de los vidrios”.