Anuncios
Anuncios

La creciente necesidad de dar un uso útil a todos los residuos sólidos más contaminantes, entre ellos, los neumáticos usados, llevaron a Jorge Medina Valtierra y a Marisol Guerra Esparza, investigadores del Departamento de Ingeniería Química y Bioquímica del Instituto Tecnológico de Aguascalientes (ITA); a realizar un estudio en el que se expone que, a través de un proceso químico se pueden degradar los componentes de la llanta, para obtener dos tipos de combustibles, uno líquido y otro carbonoso, ambos con propiedades altamente caloríficos.

El estudio se suma a las acciones que buscan erradicar el daño medio ambiental en el país, el cual sugiere tratar este tipo de residuos a través del proceso de pirólisis para obtener dos sustancias, un líquido combustible y un similar de carbón.

Anuncios

Este tratamiento evitará que miles de toneladas de llantas liberen contaminantes a la atmósfera y puedan ser reutilizadas para otros fines.

¿Qué hace la pirólisis catalítica con los neumáticos?

Se trata de un tratamiento que degrada los componentes de la llanta sin quemarla, gracias a la ausencia de oxígeno y a la presencia de nitrógeno durante la descomposición, lo que evita la emisión de gases contaminantes durante todo el proceso.

El estudio denominado "Obtención de carbón de la pirólisis catalítica de hule de llanta y pruebas de adsorción mediante un método indirecto" informa que los componentes obtenidos durante la primera fase, sufren una segunda degradación en la que se incluye un catalizador que permitirá una fractura polimérica del hule, lo que produce un combustible con características similares a la gasolina, así como un sólido carbonoso, el cual con un último tratamiento se transforma en un catalizador superácido.

Anuncios

El resultado de este método es el aprovechamiento de poco más del 60 por ciento del hule de la llanta, las dos sustancias resultantes pueden ser utilizadas para diversos fines, por un lado el catalizador superácido puede coadyuvar en la transformación de hidrocarburos pesados, por el otro, el combustible líquido presenta una mezcla de entre seis y 10 carbones, lo que lo lo tipifica entre la gasolina y el diesel, además presenta un poder energético de 10 mil 800 kilocalorías por cada kilogramo.

Además, tras un análisis para la identificación de sustancias, se detectó que uno de los componentes del combustible líquido es el denomidado limoneno, el cual es utilizado en la industria cosmética y como saborizante dentro de la industria alimenticia, sin embargo, es necesario que laboratorios especializados intervengan para sintetizar esta sustancia del combustible y se pueda aprovechar cada uno de los elementos extraídos de los neumáticos correctamente, de tal modo que se contenga la contaminación por los mismos. #combustible alternativo, #llantas usadas #biocombustibles