Anuncios
Anuncios
3

Sacar a pasear a nuestros perros es una actividad necesaria para que nuestros mejores amigos gocen de buena salud, condición física y socialicen con otros canes. Para nosotros los humanos, el paseo se convierte en una tarea placentera, en la cual podemos conocer mejor a nuestra mascota y brindarle un mejor estilo de vida.

Otra razón por la que debemos realizar las caminatas es para acostumbrar a nuestros perros a realizar sus necesidades fisiológicas fuera de casa. De esta manera, conservamos nuestro hogar limpio y salubre, tanto para nosotros como para ellos. Sin embargo, tenemos la responsabilidad ciudadana de recoger las heces de nuestros perros, con el fin de conservar sano el medio ambiente y la salud de los demás.

Anuncios

Heces caninas, problema de salud

En la Ciudad de México, (#CDMX) diariamente se generan 700 toneladas de excremento canino. Si estos desechos no se levantan, pueden desencadenar una serie de enfermedades tanto para humanos como para perros.

Entre los males que nos pueden afectar están la conjuntivitis y enfermedades bacterianas como la salmonelosis; parásitos, como la solitaria y en casos extremos ceguera. Cuando el excremento es dejado en la calle al aire libre, el sol lo va secando y pulverizando. Las partículas viajan en el aire y muchas veces llegan a contaminar alimentos que venden en la calle.

Para evitar la #Contaminación y conservar limpias las calles, lo mejor es levantar las heces con bolsas de papel o plásticas biodegradables; depositarlas en contenedores especiales y exhortar a los dueños de mascotas a recoger los desechos de sus perros.

Anuncios

¿Por qué utilizar bolsas o papel biodegradable?

En teoría, cualquier bolsa sirve para levantar estos desechos, pero estaríamos contribuyendo a otro problema de contaminación. Cuando las heces son levantadas con bolsas plásticas comunes (no biodegradables) normalmente el camión de la basura las deposita en los rellenos sanitarios, junto con los otros desechos orgánicos.

El excremento encerrado produce gas metano, el cual provoca olores fétidos e incluso incendios en los vertederos, por lo que debemos evitar usar este tipo de plásticos. En cambio, cuando utilizamos bolsas o papel biodegradables, evitamos la contaminación por polímeros e incluso las heces pueden ser aprovechadas para generar energía eléctrica y composta.

Sobre el aprovechamiento que pueden generar los desechos caninos, en México, aún faltan empresas y el apoyo para convertir estos beneficios en una realidad cotidiana. #HECESCANINAS