Anuncios
Anuncios
2

Los seres vivos se reproducen con la intención de preservar su especie, pero no es tan fácil, existen diversos comportamientos y características que permiten tener ese éxito reproductivo. Los organismos de una población que logran reproducirse tienen más ventajas de heredar a sus descendientes rasgos adaptativos que les permitan permanecer en el planeta, incluso hay organismos que están dispuestos a dar la vida con tal de transmitir sus genes.

Existen muchas adaptaciones reproductivas, estas adaptaciones pueden ser a partir de características morfológicas como el pelaje, plumaje, complexión o tamaño, que al ser llamativo o luminoso tienen más ventajas que otros.

Anuncios

También están las adaptaciones de conducta o comportamiento, el cortejo, el baile, cantos o sonidos son solo algunos ejemplos.

Además, los organismos cuentan con variadas estrategias para lograr preservar su especie, en el caso de las tortugas o las arañas ponen gran cantidad de huevos, en otras situaciones como los mamíferos tienen pocas crías y cuidan de ellas hasta que lleguen a la etapa reproductiva.

Un estilo muy salvaje

La conducta sexual de los animales y sus estrategias para dejar descendencia resulta sorprendente, la evolución nos ha demostrado que si queremos reproducirnos debemos de sacrificarnos. Algunos comportamientos son muy extraños y pueden asombrarnos, es el caso del pato zambullidor de pico azul (Oxyura vittata). Este pato es originario de América del sur, el macho es notable por su pico azul celeste, un plumaje color castaño y con la cabeza color negro, pero lo más llamativo de él es su #pene.

Anuncios

Tiene un pene con la forma de un sacacorchos, puede medir hasta 30 centímetros en reposo y 45 cm en erección, con un peso aproximado de 600 gramos. Se mantiene dentro de un saco hasta que llega la época de #reproducción, está provisto de púas en su base y su punta parece un suave cepillo con el que limpia el semen de otros contendientes.

Curiosamente, "las hembras tienen un sistema genital que parece laberinto, a través de este se puede doblar, girar o llegar a múltiples callejones sin salida. Tal estructura funciona como una barrera defensiva contra los embistes no deseados, cuando la hembra por fin elige al mejor candidato libera esos conductos y así permite la máxima penetración evitando que el semen se pierda".

Al parecer, el sistema es muy efectivo y las crías son producto de emparejamientos deseados. No cabe duda que machos y hembras libran una batalla grotesca, sin olvidar mencionar que el pene del pato zambullidor es el más largo de todos los vertebrados.