Anuncios
Anuncios
2

Los organismos transgénicos son parte de nuestra vida diaria, están presentes en nuestra dieta, en los medicamentos que consumimos o tratamientos médicos a los que estamos sujetos, en los productos de limpieza que usamos en casa, incluso en los billetes que ocupamos para pagar nuestras compras. Sin embargo, poco sabemos acerca de ellos, hay quienes consideran que son una revolución novedosa y satisfactoria, pero también están los que consideran que son una herramienta manipuladora catastrófica de la naturaleza.

La realidad es que los organismo transgénicos son aquellos que han sido modificados genéticamente a través de técnicas de #ADN recombinante, "agregando genes" provenientes de otros organismos con el objetivo de cambiar o incorporar características de interés particular.

Anuncios

Lo anterior se refleja en la producción de nuevas proteínas que satisfacen nuestras necesidades, o bien para obtener beneficios para el ambiente

Privilegios que otorgan los transgénicos a la humanidad

En el campo de la medicina van desde la obtención de la insulina humana a partir de bacterias transgénicas para el tratamiento de pacientes con diabetes, hasta el uso de proteínas recombinantes para tratar por ejemplo, la hemofilia, la anemia, la hepatitis y otros padecimientos. La finalidad es mejorar la calidad de vida y tener la certeza de que no hay consecuencias negativas para el organismo.

En el ámbito alimenticio son muchos los vegetales,cereales, frutos o productos industrializados que tienen un origen #transgénico, tal es el caso del maíz, soya, alfafa, canola, jitomate, papa, trigo y calabaza principalmente, con la intención de satisfacer el hambre de las poblaciones humanas.

Anuncios

Asimismo, en la industria de los alimentos se han generado diversas enzimas transgénicas que tienen aplicaciones como mantener propiedades específicas de productos como el queso, el vino, la cerveza, los jugos, aceites, entre otros para mantener o mejorar su calidad.

También los organismos transgénicos están presentes en objetos que utilizamos de manera cotidiana, es el caso de la ropa, billetes, filtros de aire, cascos, cotonetes, balsas, neumáticos y más que se fabrican con algodón transgénico.

¿Buenos o malos?

No sabemos en realidad si nos perjudican o no, tendremos que dejárselo al tiempo, somos generaciones y poblaciones de experimentación porque los organismos transgénicos son relativamente recientes, aproximadamente de los 90's a la fecha. Por lo tanto, lo que podemos hacer es informarnos más acerca del tema y tomar las decisiones que más nos convengan, no podemos ser ajenos o indiferentes a los organismos transgénicos, están en todos lados y son parte de nuestra vida.