Anuncios
Anuncios
5

La palabra Biohacker empezó a usarse hace algunos años, acuñada para describir el hecho de que los avances científicos han permitido “modificar a gusto” el comportamiento biológico de ciertas cadenas de ADN humanas, buscando con ello, mejorar el rendimiento biológico prescrito por nuestra firma #Genética.

El #Biohacking es la práctica aún no generalizada, de modificar el #ADN propio para lograr una posible mejora, y con esto, tener ventajas biológicas por sobre los demás.

Es el paso medio hacia lo que se consideraría el futuro evolutivo de nuestra civilización, el acoplamiento de equipo cibernético en cuerpos biológicos que mejoren su rendimiento, más fuerza, mejor visión, más rapidez y otras habilidades físicas hasta ahora, limitadas a superatletas.

Anuncios

El Biohacking nació del uso de la tecnología de laboratorios, siendo trasladada a los garajes de muchos ciudadanos comunes y corrientes los cuales gestionan su propia biología, usando técnicas de medicina, nutricionales, genéticas y de electrónica que les permita tener ventajas evolutivas frente a los demás.

Y no es cosa de que compres el material a un laboratorio específico con precios de miles de dólares, no, hay tiendas especializadas, norteamericanas o europeas, que vende estos materiales, los cuales en su enorme mayoría, se implantan debajo de la piel.

Haciéndose Superhombre, se inyecta una copia modificada de su ADN

Un bioquímico perteneciente a la compañía Rogue Research y ex miembro de la agencia norteamericana NASA, Josiah Zayner, utilizando un sistema de “reescritura molecular” denominado tecnología CRISPR/Cas9, permitiendo modificar la secuencia del ADN, de forma específica y muy controlada.

Anuncios

Y para comprobar tal hecho, el mismo Zayner grabó un video en la red social Youtube, donde se puede apreciar cómo es que se aplica tal “mejora genética”; una copia modificada de su propio ADN y que consiste en inhibir una proteína llamada Miostatina, la cual entre sus funciones identificadas, está la de limitar el crecimiento muscular del cuerpo.

El crecimiento muscular esperado es de hasta un 60%, al haber inhibido la Miostatina de su cuerpo, cual bloquea de algún modo, las células madre musculares.

Ya ha habido casos naturales de personas con Miostatina inhibida, por ejemplo, un alemán, quien nació con una mutación genética que inhibía la Miostatina, tuvo un desarrollo muscular muy superior a sus padres quienes padecían del mismo síndrome, ambos.

Josiah Zayner, quien es dueño de su propia empresa de Biohacker, tiene a la venta diversos kits de modificación genética; y declaró, que el objetivo era el de lograr tener mayor fuerza muscular, haciéndose “superhumano”.

Otro biohacker ha llevado a cabo un experimento con sus oídos, al insertar unos magnetos en su interior, esto, con el fin de emular el “sonar” de los murciélagos al percibir el rebote de los sonidos emitidos y crear una imagen mental de lo que le rodea con solo recibir el eco de tales ondas sonoras.

Anuncios

La realidad del Biohacker

Aunque no se ha desmentido su uso, en la actualidad, el deseo de los atletas de alto rendimiento por superar expectativas sin el uso de fármacos prohibidos, los ha llevado a desarrollar, sin querer, un mercado de productos de desarrollo genético falsos; los cuales en su enorme mayoría son productos inocuos, pero que, podrían en algún momento causar estragos a sus usuarios al no tener control médico.

Ya en años anteriores médicos y científicos han muerto por experimentar con sus cuerpos, Alexander Bogdanov, realizaba experimentos de transfusión de sangre, muriendo de tuberculosis y malaria al no tener los exámenes de calidad ahora previstos; David Brewster, el inventor del caleidoscopio, muere prácticamente ciego debido a los experimentos que llevó a cabo en sus ojos.

Sin embargo, se espera que el futuro de la biología humana sea asociar las ventajas mecánicas aunadas al control por sistemas electrónicos implantados en nuestros cuerpos, mejorando con un alto nivel de seguridad nuestras capacidades limitadas humanas.