En marzo de 2015 la producción de la película número 24 de la saga de James Bond, Spectre, visitó la Ciudad de México con el objetivo de filmar una secuencia de acción en la cual el agente 007 persigue a un sospechoso en medio de una multitudinaria celebración del día de los muertos.

Los mil 500 extras requeridos para dicha secuencia fueron solicitados a través de una agencia de casting. Fueron requeridas personas de cualquier nacionalidad, edad y complexión por lo cual hubo una gran respuesta por parte de actores y extras profesionales así como fanáticos de las películas y libros basadas en el personaje creado por Ian Fleming en 1953.

Durante tres días el auditorio al aire libre del Parque de los Venados se convirtió en el lugar donde miles de personas acudieron a tomarse una fotografía para ser valorada su participación en Spectre. Cada uno de ellos tenía una historia, algún tipo de vínculo con la saga de películas, así como motivaciones personales para asistir al casting.

Un aficionado europeo perdió la oportunidad de hacer una audición en Austria e Inglaterra, alguien de la producción le sugirió hacer casting en México. Aparecerá en el filme y regresará por su esposa en los Estados Unidos antes de volver a su país, el salario recibido por su trabajo en el filme no será suficiente para regresar. Sin embargo, hay cosas más valiosas que el dinero.

Alguien más visitó la locación desde Egipto para participar en el filme, contaba con dinero suficiente para el boleto desde el país africano a México y la confianza en que su oferta de hospedaje y comida a cambio de un boleto para regresar a Egipto fuera aceptada.

Hubo quien no consideró como un inconveniente para acudir al llamado de filmación a las cuatro de la mañana, el no contar con dinero o un lugar para hospedarse en la Ciudad de México y pasó todas las noches en la sala de espera de un hospital cercano al lugar de dicho llamado.

Fotógrafos, profesionales o espontáneos, abogados, estudiantes, arquitectos, escritores, amas de casa, doctores, niños y personas sin empleo, antes del filme, convivieron durante poco más de una semana y compartieron un inusual desayuno matutino, entremeses e historias de vida con lo cual, literalmente, miles de amistades nuevas fueron posibles gracias a una producción fílmica sin precedentes en la ciudad de México.

La producción se despidió de México a finales de marzo, en voz del director Sam Mendes, los extras mexicanos hicieron un buen papel, reconoció su entusiasmo y profesionalismo. Sin embargo, el inesperado término de la filmación, un día antes de lo previsto, despertó en los participantes sentimientos encontrados por el término de una larga jornada de trabajo, el equipo filmó doce horas o más al día.

Spectre se estrenará en cines en noviembre de 2015, en México no será extraño ver a grupos de extras vistiendo la misma ropa utilizada durante el rodaje, excepto aquellos caracterizados de esqueletos, policías o a quienes la producción proporcionó disfraces. Seguramente los asistentes a la sala de #Cine se extrañarán cuando algunas personas reconozcan y entonen un cántico de día de muertos en la escena inicial del filme. #Crónica Ciudad de México