Ante el crecimiento acelerado de desarrollos inmobiliarios en la Ciudad de México es necesario que se revisen con detenimiento las iniciativas para regular el otorgamiento de permisos de construcción y de vigilancia de cumplimiento normativo en la materia, destacó el Consejo del Comité Asesor en Seguridad Estructural del #Gobierno del Distrito Federal.

La enorme concentración poblacional en la capital del país dificulta la prestación eficiente de servicios básicos, como el suministro de agua potable, la colecta de residuos sólidos y la incorporación a la red de drenaje. Por tal motivo, es necesario que se fijen medidas más estrictas para el otorgamiento de permisos de construcción.

Es indispensable que las nuevas construcciones incorporen tecnologías que hagan más eficiente el consumo de agua y energía eléctrica; asimismo que contemplen la incorporación de sistemas de saneamiento de aguas residuales y reciclaje de residuos sólidos.

Otro serio problema que se debe tener presente a la hora de otorgar una autorización gubernamental para el desarrollo de un inmueble, es la exigencia de un perfecto diseño de ingeniería que sea resistente ante la incidencia de movimientos telúricos.

En sesión del Consejo de Comité Asesor en Seguridad Estructural, los integrantes del comité acordaron tomar acciones para revisar y reforzar la seguridad de nuevos edificios y de los ya existentes, puesto de la Ciudad de México se encuentra en una zona geográfica con alta incidencia de sismos de gran magnitud.

Adicionalmente, por las características del suelo del Distrito Federal, los efectos de los movimientos telúricos tienden a intensificarse, por lo que contar con edificaciones con ingeniería adaptada a las condiciones del terreno es un imperativo para la seguridad de la ciudad.

Otro de los acuerdos de la más reciente sesión del Consejo fue que las autoridades deben adoptar medidas que minimicen los riesgos ante un sismo, y atender emergencias de manera oportuna y eficaz.

Los integrantes del Consejo Asesor en Seguridad Estructural también subrayaron que en caso de un sismo deben permanecer en operación el suministro de agua potable, drenaje, gasoductos y oleoductos; así como de transmisión y distribución de electricidad, telefonía e internet. #Tecnología #Política Ciudad de México