El gobierno de México ha mantenido un importante aparato militar y policial para tratar de garantizar el buen funcionamiento de las elecciones locales del Domingo, amenazado por las perturbaciones de los profesores movilizados en contra de una reforma de la educación, según AFP.

El gobierno "ha puesto en marcha una amplia operación nacional con el objetivo de garantizar las condiciones necesarias que ejercen su derecho de los ciudadanos a votar", dijo el Ministerio del Interior en un comunicado.

En total, 83 millones de ciudadanos estuvieron llamados a elegir a 500 diputados de la Federación y nueve gobernadores de los 32 estados - incluyendo en Michoacán (oeste) y Guerrero (sur), los más violentos estados del país - y 900 consejos municipales.

Esta elección fue también una prueba para el presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), cuyo Partido Revolucionario Institucional (PRI) podría mantener una mayoría simple en la Asamblea, según las encuestas preelectorales.

El Ministerio del Interior no especificó el número de personas movilizadas para garantizar la seguridad en este día, pero señaló que los esfuerzos se concentran en el estado de Oaxaca (sur), donde los maestros están demostrando radicalizaron casi una semana.

Entre otras acciones, los manifestantes invadieron las oficinas electorales, quemaron miles de papeletas, bloquearon un centro de distribución de gasolina, causando escasez de combustible en la región, así como las vías de acceso a una planta hidroeléctrica.

Los manifestantes exigen la retirada de una reforma de la educación que acusan limitar sus derechos.

El sábado, 1.500 miembros de las fuerzas de seguridad llegaron a Oaxaca, en apoyo a los 3.000 policías locales que ya estaban vigilando.

Las autoridades, sin embargo, se muestran confiadas en parar la violencia, causada por los grupos delictivos que se pueden encontrar en todo el país.

"No veo ningún vínculo entre el crimen organizado y las elecciones, los problemas son las movilizaciones sociales", dijo Alejandro Rubio recientemente. Él  director de la seguridad nacional del Gobierno de México, quien repite que la violencia disminuyó en comparación con el mandato del ex presidente Felipe Calderón (2006-2012).
#Internet #Política Ciudad de México #Elecciones 2015