Alrededor de 6 mil 800 casillas, el 54 por ciento de las que se instalarán en el Distrito Federal para los comicios del próximo 7 de junio, serán monitoreadas desde el Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4), anunció hoy el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, luego de la reunión que sostuvo con representantes del Instituto Nacional Electoral (INE) y del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

Al hacer la presentación y demostración -mediante un simulacro- de cómo funcionará el monitoreo, el mandatario capitalino afirmó que se estará aprovechando la capacidad tecnológica de este centro; además de dar mayor certeza y blindaje al proceso.

Apuntó, como ya lo había señalado al anunciar que se reuniría con funcionarios de los Institutos electorales, que en el C4 estarán presentes observadores quienes tendrán calidad de fedatarios públicos.

A su vez, agregó que en caso de necesitarse, la información que se obtenga de este ejercicio se encontrará bajo cadena de custodia mediante la cual las imágenes podrían servir como prueba dentro del proceso electoral.

Miguel Ángel Mancera agregó que a esta acción en materia de seguridad se suman: la habilitación de dos oficinas en el C4 para el INE y el IEDF; la disposición de 26 mil elementos y más de mil 800 vehículos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina para labores de patrullaje y apoyo, y la atención a la ciudadanía mediante el 066.

También la operación del alcoholímetro, la imposición de Ley Seca por todo el fin de semana; el trabajo coordinado de 68 agentes especializados en delitos electorales de la Procuraduría General de Justicia del DF; la atención a posibles denuncias por parte de las 71 coordinaciones territoriales del Ministerio Público, la coordinación permanente con la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE).

Hacen balance sobre Base Elecciones 2015

Por su parte, el titular de la Secretaría de Gobierno, Héctor Serrano dijo que de acuerdo a datos de Base Elecciones 2015, durante el periodo de campañas, se recibieron 238 llamadas relacionadas con incidentes como:

- Pinta de bardas (38)

- Basura electoral (05)

- Promesas y entrega de despensas (11)

- Pega de propaganda en mobiliario urbano, pendones y mantas (66)

- Mítines (14)

- Enfrentamiento y/o agresiones entre candidatos o partidos (12)

- Coacción a electores para votar por algún partido (21)

- Dudas o consultas (32)

- Otros asuntos (45)

Detalló que de estas, se turnaron a la Contraloría General del DF 31, 23 fueron canalizadas a la Unidad Especializada de Vigilancia Electoral y 8 denuncias ante las Contralorías de cada delegación política.

Respecto a ésta última clasificación, las demarcaciones que más asuntos presentaron fueron Iztapalapa, Cuauhtémoc, Coyoacán, Miguel Hidalgo y Benito Juárez, con 30, 28, 24, 22 y 20 asuntos, respectivamente.

Afirmó, como en días pasados lo hizo el jefe de Gobierno, que la presentación de una queja debe ir acompañada de pruebas para que en caso de existir delito, este pueda acreditarse; y en el mismo sentido, ante las acusaciones contra la administración capitalina de ser omisa ante algunos hechos de este tipo, el secretario dijo:

"Me parece que algunas acusaciones tienen una motivación también electoral, me parece que mucho de lo que se está generando puede ser una ruta que para algunas fuerzas políticas sea importante posicionar mediáticamente así".

En cuanto al señalamiento de "focos rojos" donde podría existir alguna situación grave, Héctor Serrano apuntó que deben considerarse, más que señalamientos alarmistas, los antecedentes existentes de actos y situaciones violentas. En ese tenor sostuvo que el GDF pondrá especial atención en delegaciones como Iztapalapa, Cuauhtémoc, Cuajimalpa, Tlalpan y Álvaro Obregón, por su conformación, naturaleza e historia. #Política Ciudad de México