El Real Madrid es un equipo diferente. Es un equipo que tiene por bandera la calidad y la ambición y para lograr resultados no duda en reinvertir los beneficios de años anteriores en lograr jugadores de una calidad superlativa y con la capacidad de lograr la mayor cantidad de títulos año a año y de manera sostenida y sostenible. Sin embargo, para dichas compras no se suele tener en cuenta la posición natural de cada uno de los jugadores que se compra. Lo cual lleva a que los entrenadores tengan que ver a posteriori como encajar en el campo a la cantidad enorme de jugadores que compra el club y que, dado el coste económico que han supuesto, es imperativo hacer jugar y funcionar o el equipo se vería obligado a admitir que las compras no han tenido el resultado esperado.

Anuncios
Anuncios

En muchos casos el resultado económico es indiscutible. Hay jugadores por los que se han pagado más de cincuenta millones de euros y que, antes incluso de poder sudar la camiseta, ya han logrado amortizar la mitad de ese dinero únicamente con la venta de camisetas, botas y realizando anuncios para la televisión o para alguna promoción de una marca deportiva que les patrocine. Por el contrario el resultado deportivo tiene mucho más de polémico. Casos como el de Kaka, que no logró parecerse al Kaka del A. C. Milán en ninguno de los partidos en los que jugó y que acabó volviendo a Italia por una mínima cantidad de dinero. Eso lleva a que el Real Madrid parezca que funciona más como una empresa que como un club deportivo.

Esto tiene ventajas, es muy difícil quebrar cuando haces que el equipo sea rentable por definición.

Anuncios

Cada uno de los gastos que se realiza genera beneficios y eso siempre ayuda a poder comprar nuevos jugadores que, de nuevo, salgan rentables. Sin embargo el aficionado al fútbol no acude al campo a ver beneficios, sino a ver fútbol y fútbol espera ver. Ahora el Real Madrid emociona a sus aficionados, pero muchos se preguntan por qué se gasta tanto en jugadores a los que no se utiliza para la posición para la que se compraron.