Garbiñe Muguruza es una mujer entre dos naciones. Su padre es español, su madre venezolana. Nació en Caracas pero vive en Barcelona. Dos selecciones la pretenden y ambas tienen excelentes argumentos con lo que intentar convencerla de que ser el país cuya camiseta acabe defendiendo.

La selección española tiene a su favor que su padre es de aquí y que su actual residencia está en el territorio, en cierto sentido esa es ahora su casa.

La selección de Venezuela puede alegar lo mismo sobre su otra progenitora. La madre de Garbiñe Muguruza es venezolana. Además nació en Caracas, literalmente ahí están sus raíces.

Sin embargo ahora han surgido otros actores en su posible decisión que no estaban previstos y que empujan claramente hacia una de las dos posibilidades. Varios patrocinadores potenciales de la joven tenista tendrían mucho más clara su decisión de apoyarla si la camiseta que defendiese en la Copa Federación (la Copa Davis femenina) fuera la del país que vio nacer a su padre, es decir la selección española de tenis, un detalle importante.

Las informaciones hablan de al menos cinco empresas distintas que podrían llegar a apoyarla de algún modo, pero la condición es muy clara. Tiene que elegir a España.

Según fuentes consultadas, Muguruza, de 21 años, todavía no ha tomado una decisión y ponderará muy especialmente el consejo de sus familiares. En su muy detallado plan de acción, sin embargo, no se tuvieron en cuenta sus muchos éxitos deportivos. La hispanovenezolana pensó que tendría casi todo octubre para ponderar su futuro, aprovechando el final de temporada. Sin embargo los buenos resultados han provocado que siga jugando cuando la temporada iba a estar finalizada por estas fechas. El éxito ha llevado a que no tenga el necesario descanso para meditar su propia decisión. El tiempo, en cualquier caso, no se frena. Tiene que decidir en menos de un mes, para que pueda competir el fin de semana del 7 de febrero de 2015 con España o Venezuela. Pasan los días, y por ahora solo una cosa está clara: jugar con La Roja tiene premio.