Una de las actuales reglas de la Fórmula Uno es que el límite de consumo de cualquier monoplaza deberá ser siempre inferior a los 100 kilogramos de combustible. Es una regla que no admite discusión y que, en caso de no cumplirse, tendrá muy duras sanciones que, en la mayor parte de los casos, implicarán la descalificación. Con esa regla en la cabeza muchos pilotos comienzan a preguntarse qué es lo que se podría hacer en el Gran Premio de Estados Unidos. Sobre el asfalto de Austin comenzarán mañana los primeros giros de la cita de la Fórmula Uno con el país de las barras y estrellas. Sin embargo, está claro que este circuito no admite esos niveles de combustible.

Hace poco una compañía dedicada al mundo del automóvil y con una enorme experiencia e indiscutible prestigio hizo el cálculo del gasto necesario para cubrir los más de 300 kilómetros que tiene el gran premio en sus 56 vueltas al circuito de la ciudad de Austin, Texas. Los números arrojaron unos resultados que significan que algo falla en el planteamiento. Los pilotos tienen en este momento dos opciones contrapuestas y excluyentes, pueden correr o pueden llegar a la meta. En definitiva que no es posible competir y cumplir las normas.

Sin embargo, no es la primera vez que esto pasa. En otras ocasiones se han visto los efectos de este mismo reglamento que no tiene en cuenta el gasto real de un circuito. En otros circuitos algunos (o muchos) pilotos han tenido que levantar el pie del acelerador porque, sencillamente, no llegaban a la meta.

En cierto sentido esto es porque la regla no establece un consumo en función del circuito, sino que establece un consumo estándar para todos los circuitos, lo cual es un error, toda vez que no es lo mismo competir en Monza o Spa que en Mónaco, donde el gasto es menor porque el circuito tiene unas características muy diferentes.

Eso significa que, mientras determinados circuitos no permiten correr a gusto, en otros se puede malgastar combustible innecesariamente sin preocuparse porque jamás se superará el límite. Si se trata de abaratar costes o generar menos emisiones es posible que tengamos que mirar un poco más esta regla en particular.