Los Chicago Bulls han logrado en un tiempo récord que sus dos estrellas a estrenar estén perfectamente integradas en el equipo y empiecen a funcionar como un reloj. Han logrado su segunda victoria de la temporada, en este caso frente a Denver Nuggets por un marcador de ciento diez a noventa en un partido que los de Illinois llegaron a perder por veintiún puntos. A cinco minutos del descanso el marcador reflejaba un veintinueve cincuenta a favor de los jugadores del estado de Colorado. Sin embargo el quinteto titular, entre cuyas figuras se encuentran Derrick Rose, Jimmy Butler, Pau Gasol, Mike Dunleavy y Joakim Noah, lograron un parcial de veintinueve a ocho para llegar al descanso con igualdad en el marcador.

Anuncios
Anuncios

A partir de ese momento el equipo de Illionis logró dominar la segunda mitad para establecer dos parciales en los que sus oponentes solo pudieron mirar como la ventaja era cada vez mayor. Un tercer cuarto en el que los Bulls lograron un parcial de veinticinco a diecisiete y un cuarto periodo en el que el parcial fue de veintisiete a quince.

Tom Thibodeau, entrenador de los Chicago Bulls está haciendo un uso intensivo de las rotaciones, que permiten a los jugadores una agresividad sobre la cancha que acaba por destrozar a sus rivales. Derrick Rose, Jimmy Butler, Pau Gasol, Mike Dunleavy y Joakim Noah hacen la función de un equipo titular lleno de calidad y con jugadores capaces de resolver por sí solos. Tras ellos están los jugadores de la llamada segunda unidad.

Anuncios

Esta estaría compuesta por Kirk Hinrich, Aaron Brooks, Doug McDermott, Nikola Mirotic y Taj Gibson. Un equipo joven y decidido que dificulta enormemente el juego de sus rivales hasta lograr en muy poco tiempo ablandarles y dejarles listos para que los titulares puedan hincarles el diente.

Este es un equipo que sí puede llegar a disputar el anillo, especialmente si logran que estos primeros signos de mejora vayan germinando a lo largo de la temporada. Cuando llegue el momento de disputar el campeonato será hora de que lo que ahora son pequeñas mejoras se transformen en grandes adelantos. Tal vez estemos ante el nacimiento de una nueva época de logros para el equipo de Chicago.