La Fórmula Uno es un deporte de lujo. Solo hay que ver cuáles son las carreras más famosas para entender que éste no es un deporte en el que pueda competir cualquiera, no solo por habilidad sino también por poder económico. Muchos equipos se encuentran con que lo más difícil no es competir con los grandes sino llegar a poder presentarse. Los gastos son enormes y los beneficios ínfimos, cuando no son directamente pérdidas. Muchos equipos ni siquiera llegan a poder presentarse porque acaban por quebrarse antes de tiempo por falta de fondos con los cuales sostener un deporte que ha dejado de ser deportivo.

Cada año pesan más las estructuras y menos los talentos.

Anuncios
Anuncios

El mejor piloto de la parrilla lleva casi diez años sin ganar el campeonato y eso que compite en equipos de calidad. El campeonato se ha comido ya a varios equipos que no pueden sostener el ritmo de gastos. Muchos empiezan a ver el campeonato de la Fórmula Uno como un deporte en el que importa más el dinero que el talento.

Ahora han caído dos nuevas escuderías. Caterham y Marussia no se presentarán en Austin porque, sencillamente, no pueden correr con los gastos que esto supondría. Es toda una declaración de realidades el que un equipo tenga que renunciar porque no tiene dinero para poder cubrir los costes de competir. Más del 15 por ciento de los coches que deberían presentarse en Austin. No puede ser cosa de alguien que ha derrochado lo que no tiene.

Muchos en los despachos empiezan a preguntar, no sin razón, si no se debería replantear la fórmula de repartición de los beneficios de la competición.

Anuncios

Muchos opinan que las grandes escuderías devoran el pastel sin dejar nada a los más jóvenes, lo que lleva a que estos acaben cayendo por falta de ingresos. Algunos incluso se preguntan si no será una táctica deliberada. Teóricamente cuantos menos escuderías menos posibilidades de que salgan nuevos competidores. En cualquier caso resulta llamativo que siempre caigan los pequeños y siempre a pesar de los ingresos que genera este deporte.