Robert Kubica fue en su momento una de las grandes promesas de la Fórmula Uno, posiblemente la estrella ascendente de la competición. Sin embargo un accidente en una competición ajena, una carrera de rallys, le sacó de la competición y le dejó sin demostrar las grandes aptitudes que tenía para ser el principal rival de Fernando Alonso. De hecho el asturiano admitió en múltiples ocasiones que posiblemente fuera incluso mejor que él.

Ahora Robert Kubica habla a los micrófonos de las entrevistas como antes hablaba a los mandos de su Fórmula Uno, claro y directo. Hace poco fue preguntado por la salida de Fernando Alonso de la escudería Ferrari y sobre su sustitución en el equipo por el alemán Sebastian Vettel. "El español sigue siendo el único que todavía es capaz de hacer la diferencia, a pesar de tener un coche menos competitivo, el alemán es fuerte pero ganó sólo cuando tenía el mejor coche". Ante unas palabras tan contundentes se le repreguntó de manera más directa si creía que Fernando Alonso es mejor que Sebastian Vettel. La respuesta fue igual de clara. "Sí, creo que sí".

Como puede verse, Robert Kubica no se moja, se sumerge entero. Añadió a todo esto que en su opinión Alonso hubiera ganado con mucha facilidad de haber estado en los años buenos de Red Bull o de Mercedes, fuera quien fuera el piloto que se sentase en el otro vehículo. Para él las victorias de Vettel y la posible victoria actual de Rosberg o Hamilton es una cuestión de material. Este es un deporte en el que no todo depende de los pilotos. Por muy bueno que sea un piloto si el coche no es capaz de competir no se puede hacer mucho y Alonso ha demostrado que puede hacer magia con un coche mediocre. Sin embargo incluso la magia tiene un límite y Fernando Alonso puede empujar pero no puede llevar el coche en brazos. Otros ganan por el material que tienen y Fernando hace podios a pesar del material que le han dado. Como ir a un duelo de espadas con un mondadientes.

A veces hace falta que otra voz experta entre a los micros para decir lo evidente. Alonso no gana porque su coche no corre, nada más.