Hay un viejo dicho que reza que el tiempo pone a cada cual en su sitio. En el caso de Alonso y McLaren esa posición es la del asturiano siendo alabado por la escudería que en su momento dejó claro que le consideraba un piloto inferior respecto a un novato recién llegado a la escudería. Y es que, a pesar de todo lo dicho anteriormente por la escudería que le echó del equipo tras tirar a la basura un campeonato del mundo, saben muy bien de la calidad del piloto español. De hecho ahora mismo afirman en su página web que "En definitiva, cuando se escriban los libros de historia, el nombre de Alonso figurará en ellos en grande como uno de los mejores de todos los tiempos en este deporte".

Anuncios
Anuncios

Como puede comprobarse se trata de una prácticamente absoluta admisión del enorme error que en su momento cometieron dejando escapar la oportunidad de agrandar la leyenda de McLaren teniendo uno de los mejores coches y al mejor piloto de la parrilla a los mandos de dicho coche, lo que les aseguraba una larga cosecha de títulos. Sin embargo en su momento pesó más la bandera que hondeaba sobre las puertas de su sede que el escudo que adornaba sus monoplazas. Para los dirigentes de la escudería era más importante que ganase un británico que la victoria en el campeonato del mundo, aunque fuera mucho más clara en las manos del piloto español.

Ahora la escudería está haciendo esfuerzos titánicos para lograr convencer a Alonso de que vuelva a una casa en la que se le quiere pero no se le respeta, al menos no de verdad.

Anuncios

Se habla maravillas de él en las páginas web y se le dedican cantidades ingentes de piropos, pero a la hora de la verdad muchos piensan que esta puede ser la antesala de una nueva etapa de segundo piloto para Alonso. Lo cual no sería bueno para el español.

Honda es un constructor que tienta a Alonso, pues puede ser que el propulsor que oferta pueda traerle muchas alegrías al asturiano. Sin embargo McLaren pesa mucho en la balanza. El problema es que no pesa precisamente en la balanza del sí y eso es algo que puede acabar llevando a Alonso a campos menos británicos.