El equipo más popular de México y uno de los conjuntos más poderosos y rentables de Latinoamérica vive una  terrible pesadilla de la que parece no poder despertar. La crisis que han vivido en los últimos tres años ha generado que los tapatíos se ubiquen en el antepenúltimo lugar de la tabla de descenso. Esta situación ha llevado a la directiva del Guadalajara a estudiar los posibles candidatos a refuerzos para la próxima campaña, y ya suenan algunos nombres como: Diego Reyes.

El exjugador del América pertenece al Porto de Portugal pero ha sido sentenciado a jugar con el Porto B, y eso podría abrir las puertas para una posible transferencia. Los tapatíos también podrían intentar repatriar a tres jugadores que salieron la temporada pasada a préstamo con opción a compra: el delantero Erik “Cubo” Torres, quien militó en la Chivas USA hasta hace un par de semanas y cuya opción de compra pertenece a la Major League Soccer, que pretende hacerla efectiva para acomodarlo en otro equipo de la liga. En la misma situación están el defensa Miguel Ponce y el mediocampista Marco Fabián de la Mora cuyas opciones de compra pertenecen al Toluca y a Cruz Azul, respectivamente. El panorama luce más obscuro que claro para los del “rebaño sagrado” y es un hecho que tendrán que abrir la cartera para conseguir a cualquier precio reforzar todas sus líneas con jugadores de primera calidad.

Por años, las chivas rayadas del Guadalajara han utilizado como estandarte ser el único equipo azteca que juega con puros futbolistas nativos, aspecto que les ha redituado con ser el club azteca con mayor número de seguidores tanto en México como en Estados Unidos. Sin embargo, utilizar a puros mexicanos en su plantel también les ha representado una enorme encrucijada, pues su principal fuente de abasto debe ser su cantera, y sus jugadores no han podido cargar con la enorme responsabilidad que significa estar en un equipo grande.

Voltear al mercado local también resulta una problemática, ya que los conjuntos nacionales elevan los precios de compra de sus futbolistas cuando están en la mira de los rojiblancos. Viendo esto, y estar a las puertas del descenso, ha llevado a algunos aficionados a sugerir terminar con el legado histórico de jugar con futbolistas nativos y comenzar a pensar en comprar jugadores extranjeros que ayuden a salvar la categoría.

Sin embargo, comprar jugadores nacionales de primera línea o futbolistas extranjeros no será garantía para que el Guadalajara pueda salvar la categoría.

Lo más razonable sería buscar una identidad, una filosofía y un estilo de juego, y con ello darse a la tarea de elegir jugadores cuyas características se adapten al sistema de juego que pretende el entrenador.

Por lo pronto, el Guadalajara enfrenta a los Tigres en la fecha 16 en lo que podría ser el partido del morbo, pues en la mira de todos estará ver si José Manuel de la Torre puede lograr su primer triunfo desde su regreso al banquillo de la chivas. #Fútbol

El partido será gratis para todos los aficionados que asistieron al partido anterior frente a Xolos, disputado en el Estadio Omnilife. En esa ocasión, la directiva rojiblanca encabezada por su presidente Nestor de la Torre, prometió que si no le ganaban a los de tijuanenses dejarían entrar gratis a los aficionados con el mismo boleto.