Dallas Mavericks está ubicado como quinto lugar de la Conferencia Oeste, la más competitiva, y está planteando los partidos con una mentalidad muy ganadora que ayuda a que el equipo continúe ganando partidos y acercándose a la consecución de unos playoffs que son, ahora mismo, su principal objetivo. En esta ocasión ganaron a los Charlotte Hornets 107-80.

El primer cuarto comenzó con los Charlotte Hornets imponiendo un ritmo alto al partido que le permitió anotar primero y ponerse por delante al inicio de un cuarto que parecía muy a su favor, al no llegar los  Mavericks a entrar del todo en el partido en los primeros minutos.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo en el momento en que lograron entrar en el partido impusieron su mejor tiro y su mayor habilidad para empezar primero a recortar distancias. El cuarto acabó con una pizarra de 32-24 ocho puntos de distancia con cierta facilidad.

El segundo cuarto fue un intercambio de puntos de principio a fin. Desde el inicio se pudo apreciar como Dallas  lograba rápidamente distanciarse en el marcador y comenzar con un asedio continuo a la canasta de los Hornets, que no lograban parar al equipo liderado por Dirk Nowitzki.

El cuarto acabó con un treinta y cinco a diecinueve que enviaba la diferencia entre ambos equipos a los veinticuatro puntos de diferencia entre ambas escuadras.

Tras el descanso el resultado no fue muy distinto. Siguieron ganando los Dallas Mavericks, aunque en esta ocasión habían bajado marchas y jugaban únicamente a no desgastarse.

Anuncios

El marcador se cerró en un veintiuno a dieciocho que dejaba la diferencia en veintisiete pero que resultaba más decoroso.

El último cuarto fue un simple trámite en el que los Mavericks se sabían ganadores y se dedicaron a no perder la ventaja ante unos Hornets que ya habían dejado de correr. En los últimos minutos de partido, el juego parecía más un juego de exhibición que uno de temporada regular.

 El siguiente partido de los Mavericks será el 19 de noviembre ante los Wizards de Washington, en un compromiso que la quinteta texana espera solventar sin mayores problemas.