La noche en el Staples Center, donde juegan tanto Los Ángeles Lakers como Los Ángeles Clippers, prometía emociones fuertes entre el equipo de la ciudad, los Clippers, y los Sacramento Kings. Mientras los Sacramento Kings llegaban a la capital del cine de Estados Unidos con un resultado de una victoria y una derrota en la liga, Los Ángeles Clippers llegaban invictos y con un dos a cero.

El primero cuarto empezaba con Los Ángeles Clippers imponiendo su ley en la cancha y estableciendo en poco más de cinco minutos un marcador de trece a seis que parecía encarrilar el partido. Sin embargo los Sacramento Kings no solo no se amilanaron sino que clavaron un parcial de diecisiete a dos que dejó el partido en un quince a veintitrés que a punto estuvo de noquear al equipo de la ciudad.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo los jugadores de Los Ángeles Clippers lograron sobreponerse y para cuando la bocina que indicaba el final del primer cuarto sonaba habían logrado parar la sangría e incluso acercarse a seis puntos, veinticinco a diecinueve, lo que parecía anunciar que el partido no había acabado antes de empezar y que podríamos ver un partido interesante.

De hecho la recuperación fue tal que para mediados del minuto tres estaban ya los Clippers por delante en un parcial de trece a cinco que les devolvía la ventaja. A partir de ese punto el resultado no tuvo excesivas variaciones y acabó la primera mitad con un marcador de cincuenta y uno a cuarenta y cinco para los de casa.

El tercer cuarto pasó sin pena ni gloria por el Staples Center. Ambos equipos tuvieron buenas anotaciones y el resultado de veinticinco a veintitrés para los Sacramento Kings dejaba todo por decidir en un último cuarto que se preveía de antemano como uno de los más ajustados de los últimos partidos.

Anuncios

Y así fue, una vez el cuarto dio comienzo ambos equipos saltaron rápidamente a destrozar al otro y las jugadas se sucedieron rápidamente. Tal fue el intercambio que no se tardó en superar los veinte puntos en el caso de los Sacramento Kings ni siquiera ocho minutos. Sin embargo los Clippers no pudieron seguir este ritmo endiablado y acabaron por ceder, con un marcador final de noventa y dos a noventa y ocho.

Una noche emocionante en La Ciudad de las Estrellas. Sin embargo el partido no pudo caer del lado de los anfitriones.