El ciclismo español vuelve a ser otro año más el más galardonado en los premios UCI World Tour 2014 que se entregaron el lunes en Madrid.

Alejandro Valverde, el genial corredor murciando, obtuvo por tercera vez en su carrera el premio que se otorga al número 1 de la clasificación mundial durante el año 2014. Valverde superó al corredor de Pinto Alberto Contador, que fue el segundo. Los anteriores galardones los había obtenido en los años 2006 y 2008, previamente a su controvertida sanción por dopaje. El hecho es que, con dopaje o sin él, Valverde es un fuera de serie capaz de brillar tanto en las carreras de un día o una semana, como en las grandes vueltas.

Anuncios
Anuncios

Con 34 años tiene un palmarés enorme que podría ser mayor, a decir de sus críticos, sino fuera por lo que llaman "su mala cabeza" y es que se le achacan decisiones incorrectas en momentos claves de las competiciones. Como por ejemplo, la estrategia que siguió el año pasado en el mundial de ciclismo y que impidió que ni él ni Purito Rodríguez alcanzasen una victoria que parecía inevitable.

Precisamente Purito Rodríguez, campeón en las ediciones de 2010, 2012 y 2013 no tuvo este año una gran temporada al lesionarse en una caída en el inicio del Giro de Italia que le impidió estar a su mejor nivel en las tres grandes en que intentó competir.

Con respecto a la clasificación por equipos de los premios UCI World Tour, fue de nuevo el MoviStar el que obtuvo la mayor puntuación, con 1440 puntos, superando al BMC Racing Team y al Saxo Tinkoff.

Anuncios

El MoviStar, con Valverde y Nairo Quintana volverá a ser uno de los equipos a batir en el año 2015.

Con estos resultados no resulta extraño que España venciese claramente en la clasificación por países. De hecho, en los seis años de historia de estos galardones, España ha vencido en cinco de ellos lo que da la medida del dominio del ciclismo español en los últimos años.

La temporada que viene, con un Tour de Francia más montañoso que nunca, y Purito Rodríguez, Alberto Contador, Alejandro Valverde y el colombiano Nairo Quintana en uno momento excelente de sus respectivas carreras deportivas augura nuevos éxitos para el ciclismo español que tiene unicamente como peligro que aún no se atisba el deseado relevo generacional.