Quedó definida la Final en la División de Ascenso, la cual será entre Coras y Necaxa luego de que ambos equipos superarán sus series ante Altamira y Mineros respectivamente. Dos equipos que siempre fueron protagonistas en el certamen, pero que en un principio tenían objetivos muy distintos. Por una parte, Tepic vive su primer Campeonato en la División de Plata; dirigidos por Joél Sánchez, la escuadra nayarita se armó con varios jugadores del Guadalajara, con la única intención de foguear, como una franquicia, a elementos que aspiran a la Primera División con el Rebaño Sagrado.

Sin embargo, para la sorpresa de todos los inquilinos de la División, Coras comenzó un torneo espectacular y tuvo un pasó arrollador por varias semanas, logró el primer lugar y el pase directo a las Semifinales; la escuadra de Tepic terminó con ocho victorias, tres empates y sólo dos derrotas en la Fase Regular.

Ya en la Liguilla, en Semifinales tuvo que enfrentar al caballo negro, Altamira, que había dejado en el camino a Correcaminos. El primer partido, disputado en la cancha Altamira, terminó con triunfo 1-2 para Coras, resultado que fue toda una sorpresa pese a su calidad de líder, pues el equipo de Joél Sánchez descansó 23 días a diferencia del resto de los clasificados. Para el duelo de vuelta, el manejo de partido estaba en favor de los líderes, sin embargo Altamira comenzó ganando el encuentro y preocupó en serio al equipo local. Al final Coras, consiguió el empate, la tranquilidad y finalmente el pase a la ronda definitiva.

Del otro lado está Necaxa, equipo que en su haber en la división de Ascenso no ha faltado a ninguna Liguilla. Los Rayos son por demás experimentados, a diferencia de Coras, tienen varios años en la categoría y también cuentan con un palmarés importante en la Primera División y Torneos Internaciones. Será la tercera vez que los rojiblancos busquen un medio boleto a la Primera División desde que volvieron en 2011 a la Liga de Ascenso; anteriormente Neza y Leones Negros le arrebataron el sueño de la máxima categoría.

Fue un torneo de "borrón y cuenta nueva" para Necaxa, que dejó de ser propiedad de Televisa, luego de más de 30 años con la empresa. Sus nuevos dueños apostaron por darle continuidad a la gran mayoría de los elementos y trajeron a un técnico con poco nombre, que generó muchas dudas desde su llegada.

El Apertura no fue fácil para Rayos, que a diferencia de otros torneos, tuvo que pelear en serio por clasificar a la Liguilla y su nivel de juego nunca fue el esperado. Con el boleto obtenido, la primera prueba fue su máximo enemigo, Atlante. En Cancún, los Potros consiguieron un resultado favorable y superaron a los Rayos 2-1, pero para la vuelta, Necaxa encontró el rumbo y venció con toda autoridad a la escuadra azulgrana 2-0.

La gran exhibición en Cuartos hacía pensar que Necaxa podía superar su siguiente escalón, los sublíderes generales, Mineros de Zacatecas. La escuadra rojiblanca, veía la serie con tintes de revancha, luego de que este mismo equipo bajo el nombre de Estudiantes Tecos, los echará en la misma instancia la temporada anterior.

Un duelo muy parejo y luchado se disputó en el Estadio Victoria, mismo que aventajó Necaxa apenas por la mínima diferencia. En la vuelta, 15 minutos bastaron para que Zacatecas tuviera 2-0 abajo a Necaxa, pero en base a orden y mucha entrega, los Rayos consiguieron el único gol que necesitaban para avanzar a la ronda Gran Final. La regularidad de Coras se medirá a la experiencia de Necaxa en dos grandes choques que tiene ya ligeros tintes a un encuentro de Primera División Nacional. #Futbol