Lewis Hamilton logró ayer su décima victoria en el mundial en un total de diecisiete carreras. Además logró su quinta victoria consecutiva. El piloto inglés logra así acercarse mucho más a la victoria final en el campeonato de pilotos, que se añadiría al de constructores que ya obtuviese en su momento el equipo. De hecho ahora mismo ningún piloto que no pertenezca a la Escudería Mercedes podría lograr una victoria final en este campeonato, pues matemáticamente no existe ningún piloto que pueda lograr superarles en la clasificación final, a pesar de que en este momento aún quedan por repartirse setenta y cinco puntos en el campeonato de pilotos.

Anuncios
Anuncios

Cifras de este calibre hablan claramente del tipo de superioridad que en este momento tiene la escudería en la que militan Lewis Hamilton y Nico Rosberg. Estamos hablando de que, si ahora mismo los dos pilotos decidieran tomarse unas vacaciones hasta el año que viene, el título seguiría siendo para Lewis Hamilton. De hecho si ambos se fueran de vacaciones hasta el año que viene ninguno de los dos primeros puestos tendría otro dueño que no fuera un piloto de la Escudería Mercedes.

Con esta superioridad en el bolsillo de los pilotos de la escudería alemana no queda más de dejar que ambos compitan por un campeonato que, en cualquier caso, acabará en las vitrinas de la que, durante todo el año, se ha mostrado como la gran dominadora de un campeonato que no ha tenido mayor interés que ver cuál de sus dos pilotos lograba la victoria final.

Anuncios

Y en ese combate cuerpo a cuerpo Lewis Hamilton ha logrado superar a su compañero Nico Rosberg, de hecho en la última carrera le adelantó con una facilidad insultante. En mitad de una curva coló su coche por el interior de esta y salió primero sin que su compañero, con igual coche, pudiera oponer ningún tipo de resistencia.

Llegados a este punto el piloto británico sencillamente continuó su camino hacia su quinta victoria consecutiva y hacia un mundial que en este momento está en sus manos. En este punto de la carrera ni siquiera ganando todos los grandes premios que quedan podría Rosberg asegurarse la victoria, pues la diferencia actual es de veinticuatro puntos y quedando segundo hamilton en ambas carreras la ventaja máxima que podría obtener sería de veintiuno.