Este año parece que para la selección que ganara el mundial de 2010 ha sido un año terrible, a la monumental decepción por su pobre bagaje en la que no pasaron de la fase de grupos y a una crisis de juego y resultados en la fase de clasificación para la próxima Eurocopa, se le suman los problemas que el presidente de la Federación Española de Fútbol puede tener con una investigación de la FIFA.

Según un prestigioso diario alemán, Angel María Villar se habría negado a colaborar en la investigación de los informes del mundial de Rusia 2018 y Qatar 2022. El español ostenta a su vez el cargo de vicepresidente de la federación internacional y miembro del comité ejecutivo.

Anuncios
Anuncios

No ha respondido convenientemente a las preguntas del fiscal jefe sobre una violación del código ético de la FIFA.

La FIFA no ha querido aclarar ni desmentir el tema pero el silencio apunta a que continua la investigación sobre el tema de la corrupción en la elección de las sedes de lo mundiales próximos. La candidatura conjunta de España y Portugal ha sido la única de las 9 que no se citan en el informe, lo que puede dar el indicio de la actitud poco colaboradora de los países ibéricos.

Miguel Ángel López, portavoz de la candidatura hispanolusa ha mantenido, sin embargo, que su colaboración ha sido máxima, algo que parece desmentir el informe FIFA que dice que dos cargos del comité ejecutivo rechazaron ser entrevistados en persona y se les tuvo que enviar un cuestionario por escrito.

Anuncios

Lamentablemente, vuelven a salir a flote las dudas sobre las votaciones en los mundiales, que con frecuencia son objeto de sospechas. Se cree que los países ganan la votación por una cuestión económica, algo que a veces da lugar a situaciones sospechosas como en el caso de Qatar que quizás no era ni de lejos la candidatura más adecuada ni tiene el mejor de los niveles futbolísticos, pero está muy presente en el mundo del fútbol en el terreno publicitario.Veremos si la FIFA se propone de verdad atajar un nuevo caso de corrupción en sus filas.