Por fin, luego de trece semanas consecutivas sin ganar, las Chivas rayadas del Guadalajara lograron terminar con varias rachas negativas que venían cargando en este final de temporada.

Los tapatíos vencieron como visitantes 2-1 al Morelia y de paso le dieron al Chepo de la Torre su primer triunfo desde su regreso al banquillo del equipo. Además, los rojiblancos terminaron con la sequía de gol que se había a largado por más de 270 minutos.

Por si fuera poco, la victoria le dio al "chiverio" la tranquilidad de evitar la pena de terminar en el fondo de la tabla porcentual en la lucha por no descender.

De esta manera, el "rebaño sagrado" termina momentáneamente con la pesadilla que resultó el torneo apertura 2014, que los ha dejado al filo del descenso. Los jugadores tapatíos saben que conseguir un triunfo en el final del torneo les da ánimos para regresar con nuevos bríos en el clausura 2015, donde se jugarán el todo por el todo para intentar salvar la categoría.

Por lo pronto, a partir de este sábado, los rojiblancos han salido de vacaciones al quedar fuera de las posibilidades de clasificación, y podrán aparentemente desconectarse del #Futbol por 12 días, lo que se ve difícil, pues desde hoy se ha abierto un terrible compás de espera que terminará el 4 de diciembre cuando todo el plantel debe reportarse en las instalaciones de Verde Valle.

La preocupación para muchos de ellos será saber quiénes se quedarán a para intentar salvar el barco y quiénes ya no entrarán en planes para el próximo torneo.

Lo que es seguro es que vendrán muchas más especulaciones en torno a los jugadores que se serán candidatos a reforzar a la Chivas, pero la última palabra la tendrá José Manuel de la Torre, quien desde hoy, seguramente ya ha mandado tres cartas adelantadas a la virgen de Guadalupe,  a Papá Noel y a los Reyes Magos, para que le traigan un plantel basto y renovado con jugadores de calidad que sean rentables, y comprometidos al 100% y no como los que le entregó Jorge Vergara a su regreso al cuadro tapatío