El partido entre Los Ángeles Clippers y los Orlando Magic fue un partido en el que un equipo dominó de principio a fin el marcador y donde el rival solo pudo mirar como pasaban los minutos sin ser capaz de en ningún momento discutirle la victoria a unos Los Ángeles Clippers que sencillamente pasaron por encima de ellos.

El primer cuarto ya comenzó con los jugadores de Los Ángeles Clippers poniéndose por delante en el marcador y obteniendo una ventaja que fue paulatinamente creciendo hasta llegar a ser de seis puntos en algunos momento del partido, aunque un final de cuarto algo más flojo permitió a Orlando Magic acercarse hasta los tres puntos.

Anuncios
Anuncios

Veintiséis a veintitrés y tres puntos de ventaja para unos Los Ángeles Clippers que ganaban claramente en el campo.

El siguiente cuarto mantuvo el mismo patrón, con Orlando Magic persiguiendo la remontada y Los Ángeles Clippers cada minuto un poco más lejos de sus rivales. Sin embargo, este fue un cuarto de rachas y Los Ángeles Clippers vieron como en algunos momentos el tiro fallaba y se daban instantes en los que Orlando Magic lograba acercarse en el marcador. Sin embargo, eran espejismos que en poco tiempo eran solventados por unos Los Ángeles Clippers que siempre lograban ampliar de nuevo esa ventaja. Al final de cuarto había logrado un parcial positivo de treinta a veinticinco y otros cinco puntos de ventaja para Los Ángeles Clippers.

Por ahora el marcador no parecía preocupante, pero sobre la cancha veíamos a un equipo, Orlando Magic, que no mostraba suficientes capacidades como para que el partido acabara a su favor.

Anuncios

Con este resultado se dirigieron ambos equipos a los vestuarios para recibir los consejos de sus entrenadores. Los dos últimos cuartos fueron un mero trámite, pues ambos equipos parecían ya saber que el partido había acabado y que, salvo debacle, la victoria estaba en esta ocasión del lado del equipo visitante, unos Los Ángeles Clippers que estaban pasando por encima de unos Orlando Magic que estaban desarbolados. Al final del partido, el marcador fue de ciento catorce a noventa, lo que ya habla a las claras de la diferencia entre ambos equipos.