Un entrenador de baloncesto muy famoso de los años sesenta decía que solo existen dos maneras de llegar de una canasta a la otra, pasando el balón o botándolo. Mientras lo botes, el balón se desplazará tan rápido como puedas correr tú mientras lo botas, pero será difícil perder la pelota. Si lo pasas irá más rápido, pero será más fácil perderlo. Del mismo modo, una defensa solo se puede romper de dos maneras. Una de ellas sería con un regate que permita llegar en el uno contra uno a la canasta, sin que los otros defensas lleguen de manera efectiva a las ayudas. La otra sería pasando el balón de un lado a otro de la defensa, hasta que el cambio de posiciones genere fallos en esta y permita un tiro o entrada fácil.

Anuncios
Anuncios

Boston Celtics ha decidido apostar por este tipo de juego. Cada partido pasan y pasan el balón hasta que las defensas se debilitan en un punto, el cual atacan para lograr la anotación. Esto lleva a partidos en los que la estadística de pases se dispara y donde algunos jugadores obtienen autenticas marcas en el apartado de asistencias. De hecho colectivamente son ahora mismo el equipo con mejores marcas en este tipo de estadísticas.

Esto es en parte posible por el tipo de jugadores que el equipo tiene disponibles para llevar adelante una estrategia que, no olvidemos, no genera puntos de por sí. Por muchos pases que hagas si la pelotita no entra en el aro no vas a ganar el partido y eso hace que algunos equipos desechen este estilo de juego. Sin embargo Boston Celtics cuenta con una plantilla que permite que este tipo de estrategias triunfe, aunque ahora mismo las derrotas lo contradigan.

Anuncios

Muchos de sus jugadores son grandes tiradores, con lo que no existe el problema de que puedan acabarse los segundos y los tiros precipitados acaben pagándose con una baja anotación o con unas estadísticas de tiro que contradigan de por sí un estilo de juego que en general da resultados. Muchos de sus jugadores son muy capaces de agarrar el balón a falta de dos segundos, respirar hondo y meterlo en el aro desde lejos. Por ahora las victorias no acompañan, pero los fundamentos están ahí y este equipo promete mucho en esta temporada.