En 1990, la Selección Azteca había ganado por última vez los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados curiosamente en tierras mexicanas, y todavía más curioso, lo hizo derrotando a Venezuela en la gran final.

Veinticuatro años después, la historia volvió a repetirse y los verdes lograron imponerse en la gran final del #Futbol centroamericano al derrotar 4-1, a la Selección Vinotinto.

Atrás quedaron tres intentos fallidos en las finales de Puerto Rico 1993, Maracaibo 1998 y El Salvador 2002. Por fin la cuarta fue la vencida y los muchachos dirigidos por Raúl Gutiérrez, hicieron buenos los pronósticos formados en torno al cuadro verde.

Anuncios
Anuncios

Si bien, Venezuela se fue con todo al ataque en los primeros minutos de juego, los nuestros supieron quitarse la presión de encima y a los 10 minutos los tricolores ya ganaban 2-0, con la anotación de Ángel Zaldívar.

Cuatro minutos después, México volvió a marcar en un tiro de castigo ejecutado con el sello de la casa por Raúl López. De ahí en adelante, el partido fue del lado esmeralda y la presión ejercida sobre la meta de Beycker Velázquez era incesante. Así, a los 34 minutos, los pupilos de Raúl Gutiérrez se hicieron presentes nuevamente el marcador con el gol de Erick Torres.

La segunda mitad fue pasada en su mayoría por agua, debido a la lluvia que se presentó en la cancha del Estadio Luis "Pirata" Fuente, pese a ello, los venezolanos regresaron con la clara intención de conseguir una anotación que los regresara al partido.

Anuncios

La Vinotinto comenzó un ataque constante, pero la actuación del guardameta Manuel Lajud impidió que pudieran acortar distancias, y cuando mejor jugaba el equipo guinda, llegó la segunda anotación de la noche para Erick Torres, y el 4-0.

Loable fue el esfuerzo de los venezolanos que a pesar de la goleada sacaron el orgullo y al minuto 81, hicieron el gol del honor en los pies de Andrés Ponce, para dejar el 4-1 definitivo.

Los aficionados que se dieron cita en buen número en el Estadio Luis "Pirata" Fuente, comenzaron la celebración anticipada, pues a diez minutos del final los cánticos ya no pararon hasta que los nuestros recibieron las preseas doradas que los proclamaron "Campeones Centroamericanos".

Cabe señalar que el Bronce fue para la Selección de Cuba que derrotó 3-1 a su similar de Honduras.