Los Memphis Grizzlies son el mejor equipo de la liga tras la derrota en casa de los Toronto Raptors y su victoria frente a los Portland Trail Blazers. Llevan 14 victorias y solo 2 derrotas, una de ellas además frente a los propios Toronto Raptors. A pesar de tener un esquema basado en el juego exterior tienen en su equipo a uno de los jugadores más dominantes en la pintura, Marc Gasol. Son posiblemente los grandes candidatos al anillo. Respecto a los Portland Trail Blazers, son uno de los mejores equipos de la Conferencia Oeste, solo por detrás de los Grizzlies y los Golden State Warriors, pero no pudieron hacer mucho frente a los primeros.

El partido comenzó con los locales dominando y un 9 a 4 en el que Wesley Matthews aportó ya de inicio 5 puntos y 1 asistencia.

Anuncios
Anuncios

Durante el resto del cuarto ambos equipos intercambiaron canastas sin generar diferencias hasta cerrar el cuarto con un 25 a 23 que parecía suficiente para que entre los aficionados empezara a surgir la esperanza de la posibilidad de que los Memphis Grizzlies no tuvieran su noche y se lograse una victoria frente a ellos.

Sin embargo en el segundo cuarto los Memphis Grizzlies se pusieron manos a la obra y empezaron a abrir brecha en el equipo rival. Parecía que no sacaban mucho en claro pero al final del cuarto terminaron de quebrar a los Portland Trail Blazers y en los últimos se distanciaron hasta dejar el global del partido en 43 a 52. Habían logrado sacarle a sus rivales 11 puntos en un solo cuarto. Estos si parecían los Grizzlies que todos conocemos.

En el tercer cuarto los Memphis Grizzlies ahondaron más aún en la herida apoyándose en un Marc Gasol imperial que logró en este cuarto 14 de los 31 puntos de su equipo.

Anuncios

Al final del cuarto habían llevado el marcador al 70 a 83, 4 puntos más de diferencia y ya por detrás de la barrera psicológica de los 10 puntos.

Con este resultado empezó un último cuarto en el que los Portland Trail Blazers habían perdido ya la fe en la victoria y no fueron capaces de luchar contra unos Memphis Grizzlies que ya se sabían ganadores. Al final 112 a 99 y victoria para los visitantes, que habían plantado su bandera en otra cancha.