Los jugadores de los Memphis Grizzlies llevan en muy pocos días dos de los partidos más duros de los que les esperan en toda la temporada. En tres días se han enfrentado al líder, en ese momento, de la Conferencia Oeste junto a ellos mismo, los Houston Rockets, y al líder de la Conferencia Este, los Toronto Raptors. Este equipo ha pasado en muy pocos días por dos pruebas durísimas. Además, en el caso de Toronto tuvieron un partido con cinco bajas por enfermedad.

El primer cuarto empezó con unos Toronto Raptors con ganas de acabar el partido por la vía rápida y los Memphis Grizzlies estableciendo desde el principio un juego diésel, necesario cuando tu equipo tiene casi la mitad de los jugadores en un hospital con síntomas estomacales graves y sin poder jugar en un partido que podría ser muy importante en el momento final de la temporada, cuanto esté todo por decidir.

Anuncios
Anuncios

Al final, el resultado demostró que la dosificación no había sido mala, pues lograron un marcador de veinte a veintidós que prometía mucho para los Memphis Grizzlies.

Para los analistas este era el momento clave del partido. Si en este segundo cuarto el equipo de Memphis Grizzlies salía con suficiente ventaja en el marcador, era muy posible que llegase a ganar el partido y arrancar una victoria agónica del Air Canada Center, si no era muy probable que en el último cuarto los Toronto Raptors acabaran por derrotarles con cierta facilidad, gracias a la capacidad que tenían para destrozar equipos en los minutos finales.

Sabedores de esto, Memphis Grizzlies salieron a comerse el mundo y obtuvieron su recompensa con un segundo cuarto en el que sacaron ocho puntos, veinte a veintiocho, a unos Toronto Raptors que aguantaron el golpe y se fueron al vestuario, sabedores de que podían recuperar esos seis puntos de desventaja en la segunda parte.

Anuncios

El partido era lo suficientemente importante como para que los Toronto Raptors comenzaran a asaltar la canasta de los Memphis Grizzlies desde este cuarto, logrando incomodar a una defensa que, con el paso de los minutos, comenzó a sobrecargarse y dio algunas muestras de empezar a debilitarse. Empate a veintisiete y los mismos seis puntos para el último cuarto.

En este cuarto Toronto Raptor volvió a salir a la cancha con la intención manifiesta de ganar el partido por la vía rápida. En cuatro minutos habían logrado empatar el encuentro y, a partir de ese momento, el resto del partido fue una continua lucha de ambos equipos por una victoria que se decidiría en las distancias muy cortas. Al final, a falta de dos minutos y con un noventa y dos iguales en el marcador, el partido se acabó para los Memphis Grizzlies. Durante el resto del partido, Memphis Grizzlies no volvería a anotar un solo tanto, momento que aprovechó Toronto Raptors para finiquitar el partido. Una gran victoria de Toronto Raptors ante un equipo que pagó las bajas frente a un equipo de desgaste.