El Real Madrid viaja a Basilea para disputar la quinta jornada de Champions League con la intención de conseguir la victoria que le aseguraría el primer puesto del grupo, además que igualaría así su histórico récord de 15 victorias consecutivas que logró en las temporadas 1960-61 y 2011-12.

Para el partido Carlo Ancelotti convoca a un total de 20 jugadores de la plantilla, entre los que destaca la presencia de Illaramendi, que ya está recuperado de las molestias que le han mantenido apartado de los terrenos de juego en las últimas jornadas. También sorprende la inclusión en la lista del joven centrocampista canterano Lucas Torró. No descansará Benzema, en racha esta temporada de Champions marcando un gol por partido, cuatro en cuatro jornadas.

Por último, en el Real Madrid tenemos a Cristiano Ronaldo, que puede volver a conquistar para el club merengue el récord de máximo goleador de la Champions League, toda vez que ayer Messi se lo arrebató al ex madridista Raúl González, y pues la tarea se le presenta realmente difícil, ya que debería colar cinco tantos para superarlo, algo casi imposible de no tratarse de Cristiano, que lleva veinte goles en once jornadas.

Por otra parte, el equipo suizo saldrá por la victoria, todavía puede clasificarse para la siguiente fase de la Champions. Para eso tendrían que conseguir los tres puntos frente al actual campeón de Europa y esperar un tropiezo del Liverpool, que viaja a Bulgaria para enfrentar al Lugodorets.

Aunque las fuerzas de ambos equipos están claramente disigualadas a favor de los madridistas, el Basilea se presenta para el choque en su mejor momento de la temporada, marcando en sus últimos cuatro partidos trece goles y sin recibir ninguno en contra. En su estadio se hacen más fuertes todavía, pues llevan ya ocho partidos seguidos sin perder, con seis victorias y dos empates.

Por último, cabe recordar que esta temporada en Champions ni Liverpool ni Ludogorets han podido llevarse puntos del St. Jakob Park. El Basilea afronta el encuentro en su mejor momento de forma en toda la temporada. En sus cuatro últimos partidos oficiales no ha recibido ningún gol y ha marcado 13. En casa sus números se multiplican. Encadena ocho encuentros invicto (seis victorias) y sólo ha perdido uno de los diez últimos enfrentamientos europeos. Esta temporada ha ganado los dos. Ni Liverpool (1-0) ni Ludogorets (4-0) consiguieron marcar en el St. Jakob Park. #Futbol