Ganó ayer el R. Madrid en el Santiago Bermabeu al Celta de Vigo, por 3-0, con tres goles de Cristiano Ronaldo, con los que bate el récord de hat-tricks en liga con 23, superando a Zarra y Di Stefano. Se asegura otra jornada más como pichichi indiscutible de la liga española, con 23 goles en 14 partidos, unos registros inauditos hasta ahora. Además del récord de la estrella de portugal, el conjunto de Carlo Ancelotti consiguió alcanzar al Barcelona de Reigkar como el equipo con más victorias consecutivas en liga, con un total de 18.

Ayer contra el Celta, Ronaldo fue protagonista de lo bueno y de lo malo, ya que más haya de colar los tres goles de su equipo, también cabe decir que inauguró el marcador de forma un tanto fraudulenta, ya que fingió la falta que provocó el penalti con el que habriría el marcador.

Anuncios
Anuncios

Y es que no cabe duda que el portugues es un crack, de los mejores de todos los tiempos, y depende de como termine su duelo contra Messi, quien sabe si no terminará siendo el mejor de la historia, pero de ser así, sería el mejor que más se ha quejado y ha fingido, porque la verdad creo que ese pequeño fallo que tiene, le resta mucho a sus muchas virtudes.

Y es que este año el crack portugués ha marcado en todos los partidos que ha disputado en liga, excepto contra la R. Sociedad, que no jugó y contra el Málaga, donde una fabulosa actuación del meta Kameni consiguió evitarlo. En el resto de jornadas siempre ha visto puerta y de seguir así lo que queda de temporada, no queda duda de que terminará por batir el récord de Messi, que está en 50 goles. #Futbol

Y es que, con los de ayer Cristiano suma un total de 200 goles en liga con el equipo merengue por lo que no cabe duda de que Ronaldo terminará siendo el máximo goleador de la historia del club blanco. Además estos tres goles ratifican la enorme temporada que está llevando a cabo y que parece que le puede llevar a conquistar su segundo Balón de Oro seguido y el tercero de su carrera. 


Por todo esto, se puede decir que Ronaldo está en el mejor momento de su carrera, y parece casi imposible que nadie le pueda quitar el pichichi de la liga de este año, aunque hoy juega Messi, y nadie puede negar que si hay alguien que puede hacerlo ese es él.