Las Águilas del América trabajaron este día en sus instalaciones de Coapa de cara al partido de ida de la semifinal ante Monterrey. Los azulcremas se encuentran tranquilos y a la vez motivados para enfrentar a los rayados.

Los jugadores que dirige Antonio Mohamed, destacaron el poder ofensivo de sus rivales encabezados por Dorlan Pabón y "Chupete" Suazo, sin embargo, confiaron en la calidad de su defensiva para maniatar a esa dupla infernal, además advirtieron que ellos también tienen un gran arsenal en el frente de ataque.

El defensa Paolo Goltz, destacó que en su visita a la sultana del norte el próximo jueves, los americanistas deberán salir a buscar la portería rival y tratar de conseguir anotar pues los goles de visitante les puede dar un mejor manejo de partido en su regreso a la cancha del Estadio Azteca:"Por supuesto es importante marcar en la ida, es lo que pensamos, siempre pensamos en el arco rival y buscaremos ese objetivo así como que no nos conviertan, siempre tenemos cosas que mejorar y claro que si marcamos nos vendrá muy bien para cerrar en el Azteca", aseguró el argentino.

Los americanistas aceptan con serenidad la etiqueta de favoritos con la que han llegado a esta liguilla y dijeron estar acostumbrados a la presión que se genera entorno a la jerarquía del América.

El delantero colombiano de las Águilas, Luis Gabriel Rey, señaló que Monterrey es un gran equipo, con grandes jugadores, por lo que esperan un duelo muy cerrado y aseguró que América debe conjuntar la actitud con el buen funcionamiento para conquistar el título del Apertura 2014.

"Para ser campeón se necesita mucho talento y mucha capacidad y este equipo la tiene. Esperemos que nuestra actitud y nuestro #Futbol fluya el jueves y el domingo para acceder a la siguiente ronda", dijo el jugador cafetero.

En un dato curioso, los americanistas parecen estar siguiendo el mismo rumbo que marcó su camino al título en el torneo Clausura 2013. En aquella ocasión, los emplumados alcanzaron la gloria eliminando a los Pumas en Cuartos de Final, posteriormente dieron cuentas de Monterrey en la Semifinal y se impusieron en tandas de penaltis a Cruz Azul en aquella épica final. De seguir dándose las coincidencias y América elimina a los rayados en esta ocasión, lo único que cambiaría en la gran final sería el rival.