La máquina cementera de la Cruz Azul, no quiere seguir siendo motivo de bromas y burlas en el medio #Futbolístico nacional. Al cumplir 17 años sin ganar un título de liga, ha decidido que el 2015 sea un año importante para ellos.

Si bien no han finalizado su participación en el Mundial de Clubes de Marruecos, los celestes saben que deben comenzar a pensar en el próximo torneo de liga. Por lo pronto ya han anunciado las bajas de Pablo Barrera, Yosgart Gutiérrez, Marco Fabián y Mariano Pavone.

Los cementeros han confirmado la llegada del colombiano Carlos Lizarazo y dicen estar muy cerca de Roque Santa Cruz, aunque también buscarán un mediocampista y un lateral en el mercado nacional.

Anuncios
Anuncios

Pablo Barrera, pasó al Monterrey; Marco Fabián, regresará a las Chivas; Yosgart Gutiérrez se fue a los Pumas y Mariano Pavone deberá buscar acomodo en el extranjero.

Por otro lado, este día en el mercado de piernas de la división de Ascenso, ha trascendido la contratación del medio de contención argentino, Martín Romagnoli, quien finalmente encontró lugar con los potros de hierro del Atlante. El veterano jugador pampero había sido puesto transferible por los universitarios, con quienes jugó dos años y medio. Ningún equipo del máximo circuito se interesó por sus servicios, y terminó bajando de categoría para jugar con los atlantistas. 


Así lo confirmó el presidente del Atlante, Eduardo Brown Burillo, quien dio a conocer la contratación del futbolista sudamericano. De este modo, Romagnoli pisará por primera vez la división de ascenso, después de jugar con Toluca y la escuadra del Pedregal.

Otro futbolista que fue dado de baja fue el paraguayo Pablo Velázquez, toda vez que los diablos rojos del Toluca informaron que el futbolista guaraní no entraba en sus planes para el próximo torneo de liga.

Anuncios

La noticia llega luego de que el técnico José Cardozo, manifestara su intención de buscar un delantero letal que les ayude a conseguir el tan ansiado título. Hasta ahora, los escarlatas se han quedado en la orilla en las últimas tres semifinales que han disputado, por carecer de gol.