Como era de esperarse Real Madrid demostró amplia superioridad sobre el Cruz Azul. El Campeón de Europa jugó a medio gas y eso le alcanzó para imponerse sin mayores contratiempos al Campeón de la Concacaf 4-0 en la semifinal del Mundial de Clubes que se disputa en Marruecos.

Todavía no se terminaba de acomodar el público en sus asientos cuando ya se había presentado la primera oportunidad clara de gol para los galácticos, en una melé dentro del área cruzazulina el guardameta Jesús Corona detuvo un disparo a quemarropa que le hizo Cristiano Ronaldo a dos metros de distancia.

Los jugadores de Carlo Ancelotti comenzaron el baile muy temprano paseando la pelota de un lado al otro, siendo la banda derecha la que más utilizaron.

Anuncios
Anuncios

A los 15 minutos de la primera parte los merengues se fueron al frente en el marcador con anotación de cabeza de Sergio Ramos en una jugada a balón parado. Los celestes no jugaban con confianza y se preocupaban por no dejar espacios atrás, sin embargo, el gol les llegó por arriba.

Cuando procuraban ir al frente los dirigidos por Luis Fernando Tena, provocaban algunos contratiempos a la zaga madrileña pero no había claridad en sus ataques. Al 36´, llegó el 2-0 cuando Karim Benzema empujó la pelota a servicio de Carvajal quien desbordó sin problemas a tres defensas cruzazulinos. Tres minutos más tarde el "Tanque" Pavone se tiró un clavado dentro del área merengue al sentir la mano de Sergio Ramos en su hombro izquierdo y el árbitro le compró el penal. Gerardo Torrado cobró de manera infame e Iker Casillas le detuvo el disparo.

Anuncios

La marca de los cementeros se veía más débil que un recién nacido intentado levantar su mamila, los madrileños aprovechaban las facilidades que le daba el equipo mexicano y a cinco minutos de haber iniciado la parte complementaria llegó el 3-0 en una jugada donde CR7, escapó por el lado izquierdo y dentro del área metió un centro flotado a segundo poste donde venía entrando Gareth Bale que de cabeza empujó la pelota para vencer a Pinto y a Corona.

De ahí en adelante, el partido se convirtió en un auténtico interescuadras para los merengues a tal grado que Ronaldo intentó un remate de rabona a centro de Bale que salió a las manos de Corona. Al minuto 64, Pablo Barrera sustituyó a "Chaco" Giménez y en el primer balón que tocó, envió un tremendo disparo desde fuera del área que se estrelló en el poste izquierdo de Casillas.

Al 72´, CR7 le hizo la famosa bicicleta en múltiples ocasiones al Maza Rodríguez y sirvió un centro para Isco que luego de tomar la pelota se quitó a jugadores de la máquina como si estuviera burlando conitos en el entrenamiento y luego sacó un disparo raso que venció a Corona para el 4-0 definitivo. Javier Hernández no fue utilizado por el técnico Carlo Ancelotti y se quedó con ganas de debutar en el Mundial de Clubes ante sus paisanos.  #Futbol