Los rumores que se corrían en el mundo del ciclismo sobre la suspensión del equipo Astana se han hecho realidad y hoy la Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció que se le retiraba la licencia World Tour que es la que faculta a las escuadras para competir en las pruebas profesionales de ciclismo a lo largo de la temporada. Giro, Tour y Vuelta, pero también las clásicas y las carreras de un día. El motivo alegado es la aparición en muy poco tiempo de hasta cinco casos distintos de dopaje entre los integrantes de esta formación. Dos de ellos correspondientes a corredores de su equipo World Tour, los hermanos Maxim y Valentin Iglinskiy y otros tres de corredores jóvenes que militaban en su equipo filial: El Astana Continental.

Anuncios
Anuncios

El manager del Astana, Vinokurov se apresuró a disolver la actividad del equipo filial en un vano intento por salvar los muebles, distanciándose de su actividad. Vinokurov llegó a culpar de forma más o menos velada a los dirigentes de la federación ciclista de Kasajistán a los que pidió mayor rigor en la lucha contra el dopaje. Sin embargo, esto no contentó a la UCI que ha retirado la licencia al equipo profesional.

La retirada de la licencia hace que todos sus corredores profesionales tengan ahora los contratos en suspenso y la libertad de firmar en cualquier otro equipo, algo que no parece sencillo pues todos están ya iniciando la pretemporada.

El Astana cuenta entre sus filas con el actual campeón del Tour de Francia en su edición de 2014, el italiano Vicenzo Nibali, pero también con jóvenes promesas como Fabio Aru o con los españoles Luisle Sánchez y Mikel Landa.

Anuncios

Todos ellos tendrán que apresurarse si no quieren pasar una temporada en blanco.

Está por ver ahora qué escuadras tienen el poder económico y deportivo para hacerse con las mejores figuras del Astana. Todo ello, claro, si no prospera el recurso que han anunciado que presentarán ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo antes del 10 de diciembre.

Para los ciclistas, sin embargo, cada semana que pase sin garantizar su futuro las cosas se complican más por lo que es muy probable que muchos de los corredores que actualmente militan en el Astana no puedan encontrar acomodo en otro equipo profesional a estas alturas de la temporada.