El R. Madrid ha ganado al Lugodorets en su último partido correspondiente a la fase de grupos de la Champions League, con lo que el equipo de Ancelotti consigue pasar a octavos sin perder ni un solo punto y como serio candidato a revalidar el título. Ya que no solo han sido los puntos, pues el conjunto merengue ha desplegado un juego espectacular en todos los partidos, dominado en todos los aspectos del juego. 

Y es que el partido de hoy era puro trámite para el equipo madrileño, algo que se podía observar en el once inicial, compuesto por jugadores poco frecuentes como, keylor Navas, Arbeloa, Illaramendi, Nacho y el mexicano Chicharrito, que dieron descanso a Casillas, Pepe, Ramos, Marcelo y Benzema, los que no descansaron fueron los indiscutibles Isco, Kroos, Bale y Cristiano. Con este equipo titular y con la clasificación como primeros de grupo asegurada matemáticamente antes de que empezara el encuentro, se podría pensar que el partido trascurriría sin mucha disputa por parte del actual campeón de la Champions, pero nada más lejos de la verdad, ya que el Madrid salió como siempre, a ganar el partido con una ambición desmesurada, y ya desde el minuto 1 en el que Cristiano avisaría con un chut desde lejos, el R. Madrid puso cerco a la portería rival, llegando a rematar casi una vez por minuto. En el minuto 19 llegaría un claro penalti sobre Bale, que conllevaría a la expulsión de un jugador del Ludogorets, marcaría el penalti Cristiano Ronaldo. Tras el primer gol no cambiaría nada y la portería del equipo búlgaro seguiría acribillada por los jugadores madridistas, que volverían a ver puerta antes de irse al desacanso, en el minuto 38, gol de cabeza de Garet Bale, tras un buen centro al primer palo de Kroos. El partido llegaría a la segunda parte con algún remate más del equipo del blanco.

En la segunda parte poco cambió la tónica no cambiaría nada, y el equipo diez veces campeón de Europa no dejaría de acosar el área del Ludogorets, que no conseguía salir de su campo con peligro. En el minuto 66 Carlo Ancelotti realizó un doble cambio sacando a Coentrao para meter a Marcelo y a Kroos para meter al ovacionado Jesse, joven canterano del R. Madrid que vuelve a disputar Champions casi un año después de su desgraciada lesión que, le han tenido fuera de los terrenos de juego durante 8 meses.

Y aunque tuvieron varias ocasiones Bale, Isco, y Chicharrito, finalmente quien haría el tercero para el conjunto blanco sería un defensa, Álvaro Arbeloa que, en el minuto 80 conseguiría traspasar la línea de gol por pocos centímetros, consiguiendo un polémico tanto que finalmente subió al marcador. No terminaría el asedio blanco y las ocasiones se sucedían por minutos llegando así, en el minuto 88 el 4-0 que conseguiría el joven canterano Medran, que entró al terreno de juego poco antes por Garet Bale, en el minuto 83.Terminó el encuentro con una cómoda victoria del equipo madridista, que consigue así una fácil clasificación para octavos como líder indiscutible del grupo B. #Futbol