Al final no hubo sorpresas y como ya adelantara el Rey Don Juan Carlos de España, Alonso ha fichado por la escudería inglesa, como compañero tendrá a Button que era el favorito para Alonso y para los accionistas, con este veterano piloto se aseguran experiencia y una capacidad innata para la evolución de los motores Honda.

Como curiosidad el primer kart del piloto asturiano con el que empezó a pilotar, tenía los colores del equipo Mclaren Honda que tantos éxitos tuvo con pilotos como Ayrton Senna. Fernando quiere devolver a la escudería a la gloria del pasado y cree firmemente que con los medios que albergan podrán hacer frente a los ambiciosos objetivos marcados.

Anuncios
Anuncios

El consejero Ron Dennis dijo que tienen al mejor dúo de la Fórmula 1. Estas buenas palabras de Dennis tienen su miga, ya que en la anterior etapa de Alonso con Mclaren no tuvieron una relación demasiado fluida, hasta el punto de ser la principal causa y no Hamilton de la marcha del español a Renault.

Es probable que el enlace entre la directiva de la escudería y Alonso sea Eric Bouiller, el director. En otras circunstancias deportivas no hubiesen vuelto a coincidir, pero ni la época en Ferrari ha sido buena en resultados ni Mclaren vive sus mejores momentos.

El equipo inglés contará con dos de los pilotos más veteranos, 33 años de Alonso y 34 de Button, hombres experimentados y con hambre de victorias que a buen seguro y si el resto del equipo hace su trabajo podrán volver a poner a Mclaren en el sitio que le corresponde por historia y no a ser una mera comparsa.

Anuncios

El contrato será por 35 millones de euros y será por dos temporadas con opción a uno más. Hay varias cláusulas de escape en caso de que le llame una opción de más atractivo, que bien pudiera serMercedes.

Alonso está ahora con una magnífica edad y con muchas ganas de alcanzar su tercer título como campeón del mundo, esto junto con el buen escudero que puede ser Button y las ganas de Mclaren/Honda de volver a ser una referencia, aseguran como poco que habrá lucha y de la buena por competir con ambición.